Por DJ Shuffle

Se acercan los conciertos de celebración del quinto aniversario de Ladinamo. El cantautor asturiano Nacho Vegas es uno de los artistas que participa. El mejor trailer posible para entretener la espera es leer «Un paseo por Madrid», texto inédito de Nacho Vegas sobre la capital. Crónica de un paseo hace ocho meses por esa zona centro cada vez más parecida al duty free de un aeropuerto. Ahí va el flashback de míster Vegas:

Aunque queda un trecho largo para llegar donde quiero, decido apearme del metro en Plaza de España. Decididamente el subsuelo tiene que tener algo insano; la gente en los vagones parece tristísima, están todos pálidos (casi amarillos, como si tuvieran fiebre), van callados y el olor, siendo amables, es rancio. Mientras enfilo la Gran Vía voy pensando en la noticia que acabo de ver en el canal Metro: en el norte de Europa se está poniendo de moda tener un pingüino por mascota. Paso al lado de un Cañas y Tapas, un Starbucks, una tienda de chinos, un Benetton, un musical… El teatro debe de ser enorme, a juzgar por el tamaño del cartel anunciador. Creo que se llama «El fantasma de la mancha». En el dibujo José Sacristán sale favorecido, pero Paloma San Basilio parece tener la cara deformada. Los pingüinos se mueren enseguida fuera de su hábitat natural, decía la noticia. Un Zara, un Burguer King, una tienda de chinos. Otro musical, un panel aún mayor. Este es de Nacho Cano, y te aseguran que es «el único en el que podrás cantar todas las canciones». Me pregunto si en los demás no te dejan hacerlo. En los contenedores de las principales ciudades de Islandia y Noruega aparecen cada noche decenas de cadáveres de las mascotas muertas. Algunos críos no se quieren deshacer de ellos y contraen una enfermedad a la que están empezando a llamar gripe del pingüino. Un Mcdonalds, una tienda de chinos, un Kentucky Fried Chicken… No, en realidad sólo pone KFC. Un amigo me contó que un juzgado obligó a la cadena a suprimir la palabra chicken de su nombre (“lo que usan son mutaciones de aves, sin pico ni nada”, me aseguró). Bah, leyendas urbanas… Un H&M, La Casa del Libro, un Zara, la Fnac. Un musical más modesto que los anteriores. Se trata de una versión de «Fama», y en el dibujo creo reconocer a un par de actores de «Al salir de clase». Me voy aproximando a Madrid Rock, y aunque no tengo intención de entrar, levanto la vista para ver si continúan colgadas esas enormes bandas publicitarias a lo largo. Tengo curiosidad por ver si sigue en una de ellas el careto de mi amigo, aunque mucho peor artista que yo, Xoel López, cuerpo y alma de Deluxe. Me he equivocado, pienso. No era a esta altura. Pero tiene que serlo; allí al lado está el McDonalds y enfrente la boca de metro de Gran Vía. Pues la mítica mega tienda de discos ya no existe. En su lugar se erige un Bershka, con sus enormes caracteres en color naranja. Suspiro, un poco horrorizado aún después de ver la ropa que las adolescentes compran en Bershka (sólo superada en vulgaridad tal vez por Pimkie). Según bajo por la calle Montera recuerdo que sí que había leído algo hacía meses acerca del cierre de Madrid Rock. La tienda culpaba a la crisis de la industria discográfica. Los trabajadores dijeron en un comunicado que las ventas iban igual de bien que siempre, y que sencillamente ocurría que el local lo había adquirido Inditex por una millonada. En la calle Montera veo salir a la gente cabizbaja y con las manos en los bolsillos de un salón de juego, paso por delante de una tienda de chinos y una mujer negra me hace señas desde una esquina para que me acerque, flexionando el dedo índice hacia sí misma, y yo declino amablemente la invitación encogiéndome de hombros y exhibiendo una tímida sonrisa. Me detengo en una tienda de chinos a comprar unas cervezas. Veo que una cucaracha está correteando entre la bollería industrial, y en un perfecto mandarín se lo comunico al hombre que está tras el mostrador, casi un anciano. Se conoce que él debe manejar el cantonés, porque me mira, sus ojillos apenas con vida, y no dice ni mu. Son casi las doce. Lo que ocurra a partir de ahora ya es otra historia. En la calle San Bernardo un mendigo husmea en un contenedor, y juraría que le he visto sacar un pingüino.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 271 user reviews.

7 respuestas a “”

  1. urbanista comprometido
    febrero 23rd, 2007 20:07
    1

    Fíjate si habrá toneladas de teoría sobre la conversión del centro en un catálogo de franquicias, pero debo decir que no había leido nada tan elocuente al respecto…

  2. Iván
    febrero 26th, 2007 13:12
    2

    yo hace tiempo que tengo alergia a cualquier franquicia en general y en especial a las que suelen estar en los duty frees para yupis con el gusto lijado. Forma parte de mi odio a los aeropuertos, así que leer este texto para mí ha sido terrorífico.

  3. casius bambino
    febrero 26th, 2007 21:07
    3

    La leyenda del no-pollo del KFC recuerda a la «gallina» de «Mercaderes del espacio»: un gigantesco cacho de carne vivo y amorfo que se cultivaba para dar de comer a los habitantes del ultracapitalismo futuro.

  4. Granito
    febrero 27th, 2007 19:38
    4

    Pues iros preparando, eso no es nada comparado con la que se nos viene encima cuando en mayo la Espe y el Gallardón arrasen y gobiernen 4, 8 ó 12 años más, hasta que se cansen. Yo vivo en Lavapiés y ya me lo imagino, donde ahora tengo mi calle sin bares ni tiendas ni ná, sólo comercios al por mayor, fregonetas y cartones, en unos años estará forrada de franquicias de todo tipo. Me imagino un Zara en Mesón de paredes, un McDonalds con terraza en la plaza de Agustín Lara y por cierto, un H&M que ya no es fruto de mi imaginación si no algo que se rumorea que va a aterrizar en la Plaza de Tirso de Molina, donde ahora hay ese espantoso centro comercial de ropa para marujas al por mayor.
    Así va a ser el Madrid del futuro, iros preparando porque nadie va a hacer nada en contra y las mayorías absolutas de la derecha de las próximas décadas lo garantizan. Hay que ser conscientes de que vivimos en una ciudad ultraconservadora, ultraliberal y sin nadie serio en contra.

  5. david
    marzo 1st, 2007 13:50
    5

    Hola solo quería saber si se pueden comrar entradas para le concierto en la puerta, el de nacho vegas hoy en la sal sol o si alguien quiere revender un par porque no puede ir, SERIA DE GRAN AYDA!!!!
    interesados o informadores llamar sin escrúpulo al 618560566
    se lo agradeceré todo el condierto

    gracias de antemano y perdon si este no es el foro para pedir esto pero no me quedan opciones

  6. Xavie
    marzo 3rd, 2007 21:11
    6

    ¿Y nadie ha reparado en los pingüinos, por Dios?, ¿qué hacen en los países nórdicos con los pingüinos muertos?, ¿se come la carne de pingüino?

    Me devoran las dudas (como hacen los perros filandeses con los cadáveres amontonados de los pobres pingüinos)

  7. Mondo Gitane
    abril 10th, 2007 08:02
    7

    Pero cómo diantre va a percibir el sr. Vegas el olor rancio del metro madrileño con ese olfato anulado que tiene por las 3 cajetillas de Chester que se aprieta al día, ridiela??

Deje un comentario