Por Mona Meinhof

El Tribunal de Justicia de la UE acaba de condenar a España por eximir a las bibliotecas públicas de pagar un canon por el préstamo de libros y no acatar convenientemente una de sus directivas. La directiva en cuestión, aprobada por la UE en 1992, obligaba a los estados a establecer un canon por préstamo bibliotecario. Es decir, disponía que los autores no sólo deben cobrar derechos de autor cuando se compra uno de sus libros, sino también cuando se presta.
Dado que la Directiva permitía establecer ciertas excepciones a esta obligación, el Ministerio de Cultura intentó eximir a todas las bibliotecas públicas de este canon, pero, por lo que se ve, la cosa no ha colado.

Ahora queda por ver cómo se implementará la Directiva: una posibilidad sería que el usuario pagara por llevarse un libro en préstamo de una biblioteca, pero la medida parece tan impopular que hace ya tiempo que los representantes del Ministerio excluyeron esta alternativa. La otra posibilidad es que el dinero no salga directamente del bolsillo del usuario, sino sólo indirectamente: o sea, que el canon salga de las arcas del propio ministerio y, en particular, de los presupuestos de bibliotecas.
El problema está en que los presupuestos de las bibliotecas españolas son ya misérrimos si comparamos con el resto de Europa: mientras nuestras bibliotecas, en 2000, contaban con un libro por habitante, las media europea era de 2, 10 libros. Asimismo, el gasto público en bibliotecas en España es de 4, 67 euros por habitante y año mientras que la media europea es de 13, 35 euros.
La clave para comprender esta directiva europea que no gusta ni a los bibliotecarios ni, en contra de lo que cabría suponer, tampoco a los autores, está, cómo no, en las entidades de gestión de los derechos de autor. Son estas entidades las que presionan e intrigan para recaudar más, al más puro “estilo SGAE”. En España las riendas las lleva CEDRO, entidad cuya misión, en teoría, consiste en “mejorar en España las condiciones de trabajo de los creadores de la cultura escrita y facilitar a los ciudadanos el acceso legal a libros”. Ahora bien, cuando uno echa un vistazo al organigrama de CEDRO, la cosa se complica: el actual presidente de CEDRO, Josep M. Puig de la Bellacasa (de Multimedia Ediciones, grupo Planeta), es en estos momentos vocal de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y era hasta hace bien poco el vicepresidente 2º de esta misma entidad y presidente del Gremio de Editores de Cataluña. El vicepresidente 2º de CEDRO, Antonio Roche (editorial Biblioteca Nueva), era todavía en 2003 vicepresidente 1º de la FGEE. El actual vicepresidente 3º de la FGEE, Javier Gogeascoechea (Desclée de Brouwer), es vocal de CEDRO y presidente del Gremio de Editores de Euskadi. Fermín Vargas (Alianza Editorial) es tesorero de la FGEE y vocal de CEDRO…
En definitiva, es como si el director de una empresa, disfrazado de sindicalista, pidiera ayuda a las administraciones públicas para mejorar las condiciones de vida de sus empleados (a los que no le da la gana de subirles el sueldo) y, de paso, se ofreciera él mismo para gestionar esas ayudas económicas… ¡qué miedo!

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 248 user reviews.

7 respuestas a “”

  1. Comedores de Bambú » Blog Archive » Canon en las Bibliotecas
    noviembre 2nd, 2006 10:56
    1

    […] http://www.ladinamo.org/blog […]

  2. Antipática
    noviembre 2nd, 2006 16:02
    2

    […] Más, en Ladinamoblog. Se muestra cómo podría pagarse ese canon, y quién lo quiere. Muy interesante. […]

  3. Yorus
    noviembre 3rd, 2006 09:20
    3

    Por lo visto no os acordais de lo que era un sindicato “vertical”. Ya, eran otros tiempos. Nos gobernaba un tal “Paco”.

  4. Ecólatra
    noviembre 3rd, 2006 13:44
    4

    Entre que la gente lee poco, y estas “ayuditas”, van a conseguir que las audiencias de los concursos de la tele sean millonarias.

  5. panchita barrett
    diciembre 1st, 2006 20:08
    5

    Ahí va un comentario bien largo: leo en un artículo de Josep Vives publicado hace tiempo en El País y que aparece en la web del grupo de trabajo Bibliotecas y propiedad intelectual de FESABID (http://www.fesabid.org) un par de datos bastante interesantes: “aceptando la teoría (nunca demostrada) del daño de los préstamos bibliotecarios a las ventas, se obvia que difícilmente se podría producir la situación en España. Provoca gran bochorno comparar nuestras tasas con las de los países nórdicos. En 2001 la relación era de 9,13 préstamos por habitante en Suecia, 13,3 en Dinamarca, 19,8 en Finlandia y… 1,4 en España. Insinuar que las bibliotecas públicas españolas perjudican la venta de libros en este país es, como mínimo, hilarante. En 2002, solamente el 3,9% de los libros que tenían los españoles en sus manos procedían de una biblioteca”. Y más adelante añade: “La remuneración a los autores por los préstamos provocará una sangría en los recursos disponibles para aumentar las colecciones de nuestras bibliotecas […] Un cálculo aproximado, sobre la base del sistema francés de remuneración, daba como resultado que las bibliotecas públicas deberían haber destinado en 2002 más de 13,5 millones de euros al canon por el préstamo, cuando se gastaron solamente 27,4 millones de euros en la compra de libros en el mismo año, es decir, el 49%. Un 49% que en todo caso se podría inyectar desde otras partidas para la compra de documentos para las bibliotecas, beneficiando, entonces sí, a autores (y editores), bibliotecas y, en definitiva, a todos los ciudadanos”

  6. LadinamoBlog » Blog Archive » Campaña contra el préstamo de pago
    marzo 4th, 2007 18:19
    6

    […] Hace algunos meses publicábamos una entrada sobre la sentencia de el Tribunal de Justicia de la UE que condenaba a España por eximir a las bibliotecas públicas de pagar un canon por el préstamo de libros. El pasado 26 de febrero la Plataforma contra el Préstamo de Pago publicó un comunicado que reproducimos parcialmente: “Si nada lo remedia, el Estado va a incorporar a nuestra legislación el préstamo de pago a través de una enmienda a la Ley del libro, la lectura y las bibliotecas, actualmente en estudio en el Congreso de los Diputados. Pero nosotros creemos que, antes de dar ese paso, el Estado puede y debe buscar fórmulas para evitar el canon. Pedir una moratoria invocando la ‘excepcionalidad cultural’ (la debilidad) de nuestro sistema bibliotecario, o buscar alianzas con otros países europeos en los que el canon es igualmente dañino, pueden ser algunas de estas fórmulas”. Esta Plataforma ha iniciado una campaña para tratar de evitar que prospere la enmienda que introduce el préstamo de pago en nuestras bibliotecas y solicita la colaboración de todos los usuarios de bibliotecas, pero también de editores y escritores. Entre los autores que ya han mostrado su adhesión a la iniciativa están Belén Gopegui, José Luis Sampedro o Dario Fo. […]

  7. Neal
    mayo 10th, 2013 11:06
    7

    Cheap Burberry Handbags These furnishings are a good choice.

    Buy cheap UGG boots visit: When you are looking at purchasing due to
    the fact, world-wide-web retailers offer all
    of them with lower prices than these from local sellers. Nevertheless, with super delicate ease and convenience,
    increased desire, and wintertime season approaching, you are able to still discover some good provides.

Deje un comentario