Mi vida misma I

Por Boris Gruchenko

De pequeño veía poco la tele. Mis amiguitos de clase comentaban en el colegio los contenidos de sus largas sesiones catódicas y jugaban a ser personajes de los dibujos animados. Yo no. Yo trataba de convencerles de que los libros y los tebeos molaban más, pero no había manera. Lea más en Las aventuras de Lolito Cohete.

kim.jpg

Deje un comentario