Imperio

Por Karim Sambá

aranas.jpg Sin ningún género de dudas uno de los errores de interpretación más garrafales de la historia reciente de la crítica cinematográfica fue la acogida de la película Starship Troopers (Las brigadas del espacio, 1997), del director holandés Paul Verhoeven. Se trataba de la adaptación de una novela Robert A. Heinlein sobre un régimen despótico enfrentado a unas arañas extraterrestres. La crítica se despachó a gusto contra Straship Troopers calificándola de ultraviolenta y filofascista (quién sabe si debido a la ambigüedad política de la novela original o al hecho de que Verhoeven viniera de realizar películas como Robocop). El caso es que los críticos y (en parte) los espectadores dieron la espalda, por motivos equivocados, a una sátira antimilitarista absolutamente delirante. Afortunadamente, el tiempo ha puesto las cosas en su sitio, como el mismo Verhoeven ha recordado en una entrevista reciente al diario El País: “Películas como Robocop, Desafío total e Instinto básico cimentaron la fama del cineasta holandés en EE UU. Su nombre se convirtió en sinónimo de éxito de taquilla, hasta que, con Starship Troopers y Showgirls, las cosas se torcieron y empezó un largo desencuentro con la crítica y, posteriormente, con el público: `Entre los jóvenes parece haberse perdido la capacidad de descifrar la ironía. Muchos espectadores fueron incapaces de diferenciar entre contenido y estilo. En Starship Troopers, por ejemplo, el estilo estaba basado en el cine de Leni Riefensthal, la gran cronista cinematográfica del Tercer Reich. Directamente, copié sus imágenes y sus composiciones de plano para hablar de la corriente subterránea de fascismo que se estaba abriendo paso en EE UU. El país se estaba desviando hacia un modelo de sociedad fascista. La película se estrenó cuatro años antes del 11-S y quería delatar que había algo enfermizo en esos héroes dispuestos a morir por su patria. Al final, la película resultó profética: tras el 11-S, Bin Laden se refugió en su red de cuevas, un entorno bastante parecido al que servía de guarida a las arañas extraterrestres de Starship Troopers. Entonces, nadie pilló esas claves y la consideraron una película neonazi´».

6 respuestas a “Imperio”

  1. Darwin Palermo
    noviembre 3rd, 2006 19:17
    1

    A Heinlein le acusaron (en mi opinión, con toda la razón) de facha. El respondió con una novela titulada «Extranjero en tierra extraña» que consideraba que le iba a colocar en el panteón de los superdemócratas junto a Fernando Savater, Garzón y gente así. en realidad era todavía peor que Tropas del espacio: una especie de defensa del ultraliberalismo armado (muy armado) norteamericano en plan Brigadas Míchigan. Verhoeven le dio completamente la vuelta al libro de Heinlein para hacer una peli graciosa aunque (para mí) bastante mala.

  2. Karim Samba
    noviembre 3rd, 2006 19:36
    2

    Otro caso reciente de desvarío interpretativo se produjo tras el estreno de «El club de la lucha». Algún día habrá que hacer un resumen de las salvajes críticas(«fascista», «reaccionaria», etc) recibidas por esta película. Vamos, que parte de la crítica trató de hacernos creer, poco más o menos, que la película estaba dirigida por el capo de los ultrasur. Gravísima cagada.

  3. ivan
    noviembre 4th, 2006 14:37
    3

    «Starship Troopers» me gustó ya en su momento, como ocurre con casi todo el cine de Verhoeven. Totalmente de acuerdo con lo que dice sobre la pérdida de capacidad de detección de la ironía: eso es algo a lo que le estoy dando vueltas hace meses y, francamente, me preocupa.

    Eso sí, la novela «Extranjero en tierra extraña» -que yo tuve que leer por obligación para una cosa que escribí hace unos meses- me parece un truño con todas las letras, una auténtica aberración.

  4. Larry Sión
    noviembre 5th, 2006 17:19
    4

    El Cub de la Lucha es ejemplo de lobo con piel de cordero; o al revés, según quien lo mire… Una peli con guapos hollywoodienses sobre violencia, si bien parecóia en principio un engañabobos para jóvenes de taquilla fácil, cuánto gana con el tiempo una vez superada esa pátina comercialoide que muchos le colgaban… Bonito alegato contra el sistema establecido y buen germen de ideas para decidir qué hacer con él en un futuro…

  5. Tomatito
    noviembre 6th, 2006 10:55
    5

    En mi opinión, tan preocupante como «la pérdida de capacidad para detectar la ironía», son la creciente incapacidad de mucha gente, no ya para razonar o argumentar, sino incluso para entender una argumentación, y también ese desmedido afán por lo «políticamente correcto» que en muchos casos no hace sino disminuir la permisividad.

  6. Golpe Tucumayo
    mayo 10th, 2007 10:46
    6

    En Showgirls ocurre lo mismo, una vez superada la pajilla fácil de adolescente y tras tirar el kleenex al wc nos encontramos con uno de los mayores alegatos en defensa del feminismo que pocas veces se han hecho en el cine.

Deje un comentario