Por Perla Primicias

Varios constructores murcianos pretenden endosarle un paquete de 27 millones de euros a Greenpeace por haber públicado unos fotomontajes que mostraban el estado en el que quedaría La Manga del Mar Menor si el mar aumentase debido al cambio climático. En el paisaje resultante, sólo los apartamentos situados por encima del piso quince emergerían de las aguas del Mar Menor. Los capos del ladrillo murciano acusan a los ecologistas de haber hundido, y no sólo bajo el agua,  el mercado inmobiliario. Los constructores no han aclarado si el fotomontaje ha causado el colapso inmobiliario en la región, en toda España o en todas las economías occidentales.

Como estamos muy de acuerdo con el principio «quien inunda paga», proponemos que los productores de El día de mañana paguen a los bancos todas las hipotecas subprime de Nueva York por haber inundado de hielo la Gran Manzana y que se sancione con fuerza a J. G. Ballard por haber sido el primero en sugerir la ruinosa idea de que la propiedad inmobiliaria podría acabar bajo el agua.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 227 user reviews.

Una respuesta a “”

  1. Interior Noche
    julio 7th, 2008 15:54
    1

    Y a mí que «Los constructores murcianos» ya me da para una peli de fantaterror.

Deje un comentario