Fluyan mis lágrimas, dijo el policía

Por Perla Primicias

Hasta nuestra redacción ha llegado una nota de prensa ciertamente peculiar. En medio de la ola de racismo institucional y el gusto por las deportaciones y el encierro que nos va invadiendo poco a poco, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) declara su disconformidad con tener que realizar las labores de internamiento y expulsión de inmigrantes clandestinos. Para ello, no dudan en invocar su condición humana: “Los policías no somos máquinas, tenemos sentimientos, y es muy doloroso cumplir órdenes de identificación selectiva sobre inmigrantes por sus rasgos faciales”.  Aclarado este punto, es de justicia decir que a los maderos no les falta razón, si bien, no dudan en decir que como alguno se acoja al programa de retorno voluntario y le pillen volviendo le van a meter un buen puro.

El SUP critica que se encierre y expulse “como un animal” a un inmigrante ‘ilegal’ por ser “inhumano y antidemocrático”

EUROPA PRESS 18/09/2008

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) rechazó hoy que se detenga, encierre y expulse “como un animal” a un inmigrante en situación irregular por considerarlo “inhumano y antidemocrático”. Frente a ello, apuesta por incentivar, “incluso” económicamente, la salida voluntaria al país de origen y penalizar al “empleador fraudulento”.

El SUP pidió hoy en un comunicado perseguir únicamente a los delincuentes, ya sean españoles o extranjeros, y legalizar a quienes “están siendo explotados” en “trabajos ilegales”. “Los policías no somos máquinas, tenemos sentimientos, y es muy doloroso cumplir órdenes de identificación selectiva sobre inmigrantes por sus rasgos faciales”, admitió. De este modo, la central sindical subrayó que un inmigrante ‘sin papeles’ “no es un delincuente”, por lo que “no merece” ser arrestado y expulsado del país de acogida, y reclamó, por razones “morales, éticas y humanitarias”, el establecimiento de una normativa que castigue “al explotador” y garantice la permanencia en el territorio de la persona que trabaja de manera irregular.

En su opinión, es conveniente incentivar la salida voluntaria del país de acogida, comprometiéndose el extranjero a no regresar y “estableciendo garantías como la de la expulsión forzada” en caso de que retorne.

“Rechazamos la política de justificación estadística consistente en identificar a ciudadanos extranjeros para detectar a inmigrantes ilegales”, afirma la organización policial, que califica dicha actuación como “una burda trampa”, que emite “una falsa imagen de eficacia policial y es contraria a los valores de la Constitución”.

3 respuestas a “Fluyan mis lágrimas, dijo el policía”

  1. Janario
    septiembre 22nd, 2008 11:14
    1

    Lo cierto es que en España el Gobierno de Zapatero ha fomentado la venida de cientos de miles de inmigrantes, y ahora no saben cómo deshacerse de ellos. La propuesta del “Retorno Voluntario” es la última que se han sacado de la manga.

    dibujandolacrisis.blogspot.com

  2. Mariana la de los libros
    septiembre 22nd, 2008 18:01
    2

    Me sorprende gratamente por parte de los policías. Acá en Argentina no ocurriría así, son terriblemente prejuiciosos y no dudarían de atacar primero a un morocho que a un rubio, aunque carezcan de evidencia…

  3. Furillo
    septiembre 23rd, 2008 08:01
    3

    No te creas Mariana, la policía española, en la práctica, es más bien como lo que cuentas de Argentina. El discurso de estos tipos del SUP es bastante inusual.

Deje un comentario