Por

Lola Flores y Raphael poniendo de pie a más de cuarenta mil gusanos en Miami. Julio Iglesias coreando “presidente, presidente” en un mitin de Aznar en Valencia en 1996. Loquillo diciendo entre lágrimas a Mercedes Milá que su abuelo fue anarquista y que, por eso, sólo dejará de votar al PSOE en la tumba. Andy y Lucas cantando en la inauguración de la urbanización del Pocero. Para callar a aquellos que creen que arte y compromiso no son compatibles, en “Pop y política” iremos recordando las más hilarantes y nefastas tomas de partido protagonizadas por cantantes y grupos de pop que viven su tiempo (que, por desgracia, es el nuestro) con especial intensidad.

Hoy, gracias a Wikipedia, nos enteramos de la frenética militancia de Luis Aguilé:

Las canciones de Luis Aguilé se han caracterizado por estar alejadas de temas sociales o políticos. Algunos críticos las han considerado como pasotistas. Él personalmente tampoco ha tenido una actuación política o social, aunque se ha declarado contrario a la Revolución Cubana. La canción “Cuando salí de Cuba” se refiere precisamente al momento en que decidió dejar Cuba, donde estaba radicado y era un ídolo juvenil. Aguilé cuenta que al momento de vender sus propiedades, el gobierno revolucionario había sancionado una ley de control de cambios, que limitaba la cantidad de dólares que se podían comprar, y que por esa razón sólo pudo sacar de Cuba una cantidad limitada; el resto se la regaló a sus amigos:

“Allí gané muchísimo dinero porque era un ídolo juvenil. Pero un mes antes de salir decretaron una ley que decía que no se podía cambiar el dólar y no se podía sacar dinero. Tuve dos entrevistas con el Che Guevara y me autorizó a retirar una pequeña cantidad”.

En 2007 Aguilé se vió involucrado en un escándalo político de corrupción, a causa de una colaboración suya con autoridades del Partido Popular de Castellón. Ese mismo año lanzó un tema nuevo, titulado “Señor Presidente”. La canción es un mensaje mordaz dirigido a un presidente a quien Aguilé dice haber votado, al que le hace saber sus quejas, para pedirle que cumpla las promesas de campaña y que “mi humilde voto no caiga en su olvido”. Durante la promoción del disco, algunos periodistas le preguntaron si la canción estaba dirigida al Presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero. Aguilé aceptó que podría aplicársele, pero declaró también que su destinatario era el Presidente de Venezuela Hugo Chávez. También declaró que la canción había sido prohibida en Venezuela y censurada en Argentina y Guatemala, sin mayores precisiones. Aguilé sostuvo entonces que él “había sido más perseguido que Serrat”. Sin embargo, en Argentina la canción fue presentada con un recital realizado ese mismo año en Buenos Aires, sin ningún tipo de incidentes, mientras que en Guatemala, la canción fue utilizada incluso en un video del programa Libre encuentro, del Canal 3, para promover las buenas prácticas democráticas.

Pese a ello, la canción ha sido desde entonces difundida como “la canción prohibida de Aguilé”.

Aguilé también hizo público su apoyo a posición de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) de España, en una serie de controversias en la que ésta entidad se ha visto involucrada relacionada con los alcances de los derechos de autor, y ha defendido el alto precio de los discos como un acto de libertad comercial.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 270 user reviews.

4 respuestas a “”

  1. Marc
    octubre 14th, 2009 12:27
    1

    Una buena sección iconoclastica que revise los méritos de algunos con poder médiatico es recomendada en toda buena publicación, aunque muchos no lleguen ni a iconos ni a nada de nada.

    Me recuerda un buen libro no recuerdo del autor llamado “Los catalanes de Franco”

  2. panchita barrett
    octubre 15th, 2009 10:39
    2

    madre mía, ¡magnífica sección! Por fin leo algo novedoso sobre el manido tema de arte y compromiso…

  3. LaChatunga
    octubre 16th, 2009 13:09
    3

    Luis Aguilé en plena revuelta:

    http://www.youtube.com/watch?v=3de26Ch-hxA

  4. DonToni
    noviembre 4th, 2009 22:49
    4

    ¿Y que me dicen de Jaime Morey y su hit-single “La verdadera libertad”, compuesto como himno para Alianza Popular en 1977?

    http://www.youtube.com/watch?v=XwVBuwt5DH0

    Lo de la España de “los pueblos que se unieron al andar” me parece macabro viniendode quien viene.

    A Marc, el libro es de Ignasi Riera. Se trata de un texto magnifico y de obligatoria lectura para ver lo oportunista y lo muy fiel a su clase, y no al pueblo como venden, que ha sido la burguesía catalana a lo largo del siglo XX.

Deje un comentario