Por

Creían ustedes que la performance izquierdista es exclusiva de los grupúsculos leninistas. Si es así,  están menospreciando la capacidad de la izquierda institucional para hacer del autismo político un arte mayor. Junten ustedes a varios liberados de un sindicato mayoritario, y añadanle un sustancioso presupuesto público, y obtendrán metaforas del aislamiento y la alienación tan pulidas y expresivas como la que sigue: 

«UGT regala bolas chinas a sus delegados/as en un país con más de 4 millones de personas en paro»

La onubense María Felix, limpiadora de profesión, fue una de las últimas en llegar al Hotel Jerez. Rondaban las ocho y media de la noche. Nada más entrar en recepción, sus compañeros de UGT le avisaron de lo que le esperaba, un maletín con un regalo de bienvenida inesperado: unas bolas chinas. Con este inusual detalle recibió ayer el reseñado sindicato a los cien delegados que participan en el congreso de la Federación Andaluza de Servicios que se celebra en la ciudad.

María creyó inicialmente que se trataba de una broma. Cuando se dio cuenta de que no, echó a reír a carcajada abierta, contagiando a los que en ese momento también aguardaban en recepción para registrarse en el congreso. Después vinieron los chistes y una serie de comentarios que consiguieron ruborizarla, algo que, según ella misma aseguraba, «es bastante difícil de lograr».

La idea del regalo ha sido de Olvido Aguilera, secretaria general de la Federación Andaluza de Servicios de UGT. Le sorprende ver a un periodista y un fotógrafo de LA VOZ en el hotel interesándose por la iniciativa. Su recelo inicial a que se frivolice con el asunto no tarda en desaparecer y acaba aceptando a hablar abiertamente de ello: «Es por un tema, fundamentalmente, de género. En UGT también nos preocupamos por nuestras afiliadas, y las bolas chinas están recomendadas por los ginecólogos, por sus efectos terapéuticos y para evitar pérdidas de orina, por ejemplo.Hemos creído que era una buena ocasión para que tengan unas, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de ellas siguen teniendo reparo a ir a comprarlas a una farmacia. Y es hora de romper este tabú que todavía existe».

El obsequio fue para todos los delegados sindicales, mujeres y hombres.Estos últimos son mayoría; suponen aproximadamente el 60% de los participantes. E igualmente las aceptaron con humor, aunque hubo, como en el caso del malagueño Juan Sánchez, quien aseguraba que no se las iba a dar a su mujer.

Nadie cuestionaba que se logró el objetivo de iniciar con buen ambiente el congreso, que servirá para elegir a la nueva directiva de la Federación Andaluza de Servicios. La intención es mantenerlo hasta su conclusión, el viernes. El regalo reseñado no será la única iniciativa para conseguirlo.

La organización tiene previsto sorprender hoy a los asistentes en la apertura de la cita con la presencia del ex jugador de baloncesto Juan Manuel López Iturriaga. Hablará de la gestión de equipos humanos. Quién sabe si, además, tomará nota de la iniciativa del obsequio de las bolas chinas.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 194 user reviews.

6 respuestas a “”

  1. Marc
    noviembre 12th, 2009 14:29
    1

    Los torneos de baloncesto estaban institucionalizados en la sección juvenil de las CCOO catalanas. Como ingredientes imprescindibles

    -Coordinador general de turno( en Catalunya i presuntamente hasta en las izquierdas lo llaman «nacional»)
    -Papel a poder ser usado, no sea que tengamos cargo de consciencia.
    -Asiento hergonómico que permita el recostamiento, no saben eso de que el deporte mata
    -Papelera
    – Un buen despacho, espacioso i luminoso para ganar distancia y que la épica sindical de este dirigente siga alumbrando la clase obrera para muchos muchos lustros.

    Pese a todo puedo afirmar bien alto mi sindicación a las CCOO, nuestro objetivo de lucha por un sindicato de classe, que aunque la dignidad no sea mayoritaria en estos momentos, ahí estaremos en las empresas dando la cara

  2. Carlos Alonso
    noviembre 12th, 2009 14:36
    2

    Me parece que en la noticia hay varios puntos oscuros que requieren un cierto desarrollo periodístico.

    ¿Porqué Juan Sánchez, que no está dispuesto a meterse las bolitas recto arriba, tampoco quiere pasarle las bolas a su mujer? A mí, así en principio, me parece fatal. Ni hace ni deja hacer.

    Por otro lado, ¿porqué Olvido Aguilera considera que las bolas chinas son un «tema de género»? ¿Acaso no puedo meterme yo unas bolas chinas por el poophole?

    Y otra cosa: ¿porqué «bolas chinas» si son bolas ben-wa, de origen japonés?

    Y ya sobre el tema mismo, aparte: me parece perfectamente normal que UGT haga esto o que llamen al showman ex-baloncestista para que les cuente chistes de estrategia. De hecho, sus representantes me encajan más en el trapecio del Cirque du Soleil que en la lucha social.

  3. Candido Mendez
    noviembre 12th, 2009 14:48
    3

    Me temo que la conclusión que saque UGT del titular sea que es necesario invertir en cuatro millones de bolas chinas. Unas por parado.

  4. Dani Alonso
    noviembre 12th, 2009 16:31
    4

    A mi se me ocurre una preguntica: ¿Para qué tiene la UGT que regalar nada a sus delegados sindicales?

  5. Héctor
    noviembre 14th, 2009 11:32
    5

    ¿No especifica si son bolas o bolachas?

  6. Marc
    noviembre 16th, 2009 16:29
    6

    Cabe decir que en los detalles, la cotidianidad, el acto reflejo esta la esencia de las cosas

Deje un comentario