Por

Se cumplen tres décadas de la edición de London Calling, el disco más emblemático de The Clash. La primera impresión, como ya dijimos respecto a la edición del 25 aniversario, es que Sony se sigue tomando la revancha del grupo. The Clash conspiraron para que este álbum doble se vendiera a precio sencillo. Se trataba de que sus seguidores pagaran un precio razonable por las canciones. Ahora, con cada nueva reedición, su discográfica añade unos cuantos extras no solicitados y pone el precio en el doble –por lo menos– de lo que debería valer (justo cuando la grabación está más que amortizada). Estos días El País ha publicado su inevitable página conmemorativa del evento, usando el habitual tono político-didáctico, bajo el cual se percibe un sutil pero inconfundible aroma reaccionario (cuando no directamente racista). Escogemos un fragmento:

«Los Clash encarnaban la rama politizada del punk rock, frente al nihilismo existencial y el gusto por la provocación —“nos gustan las esvásticas”— de Pistols o Banshees. Reciclaban imágenes y conceptos de la extrema izquierda; respondían a lo que se recuerda como el “Invierno del Descontento”, periodo de huelgas y disturbios que culminó, ay, con la elección de mistress Thatcher, disciplina severa. Naturalmente, iban de antinorteamericanos, si hemos de creer aquello de «I’m so bored with the USA». Dicen que los prejuicios se quitan viajando. Al igual que ocurriría con U2, les revolvió los esquemas el contacto con los verdaderos Estados Unidos, esa América que yace olvidada entre los polos mediáticos de Manhattan y Hollywood. Descubrieron que subsistían muchas corrientes musicales, ignoradas por la gran industria del entretenimiento. Y que los nativos, a diferencia de los que encontraron en su visita a Jamaica, podían ser afables».

Muy bonito, pero se ve el truco: para justificar sus tesis, el texto explota la manida contradicción entre el antiamericanismo político y el cultural. Desde el primer momento, los Clash abrazaron la cultura rocker, por tanto nunca fueron antiamericanos culturales. El autor manipula este malentendido para insinuar que el antiamericanismo político es paleto y pueril. Además, la comparación con Bono y compañía está muy cogida por los pelos: los estilos americanos que descubrieron los Clash no tienen nada que ver con el rollo arqueológico de U2. Lo que The Clash encontraron en EE UU fue a Sugarhill Gang y Grandmaster Flash (el grupo supo apreciar el primer hip hop por lo bien que conocían la música jamaicana). Como remate, tiene tela la última frase del fragmento de El País: viene a decir que si todos tuviéramos más dinero para viajar, conoceríamos mejor el mundo, descubriendo de primera mano lo brutos que son en Jamaica y lo encantadora que es la gente de Estados Unidos. En fin…

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 151 user reviews.

15 respuestas a “”

  1. Ceporrus
    noviembre 30th, 2009 13:47
    1

    No se de que te extrañas, viniendo de parte de la sección de cultura del país, culquier cosa te puedes esperar.

    Lo que hay que hacer, es no leer el país. Y ya está.

  2. anónimo
    noviembre 30th, 2009 14:15
    2

    Se puede llegar a este artículo sin ser lector de «El País». Por ejemplo, hace unos días fue reproducido en la «revista de prensa» de un periódico a la izquierda de «Público». También está en internet si buscas «London Calling» o te lo puede haber mandado un amigo por mail.Pero, vamos, creo que todos estamos de acuerdo en que «El País» vale mucho menos de lo cuesta (por decirlo de forma suavecita). Abrazo.

  3. Chilín
    noviembre 30th, 2009 18:48
    3

    Los chicos del poder no podrán entender nunca que, además de «su» cultura, incluso «su» contracultura y de «su» entendimiento político de clase media, hay algo más y ahí estaban los Clash, pero tambien los Pistols con su nihilismo de barrio y tantos otros.
    Claro que si yo hubiera pertenecido a los Clash, odiaría aparecer en este tipo de publicaciones y más en la sección «cultureta». Pero no se lo que piensan ellos.

    Tres hurras por los muchachos del poder y también por el motocarro de Jonhson.

  4. jkb
    noviembre 30th, 2009 22:04
    4

    Más que a El País, que también, la autoría de la columna habría que atribuirla a Diego Manrique, actual gurú de la música en el «periódico global». Discutibles argumentos, pero reconocido ‘homenaje’ a uno de los discos más importantes de la historia del rock.

    Por cierto, hoy Manrique no deja en muy buen lugar ni a Sabina ni a su último disco. Pero esta es otra historia.

    Me consta que «el periódico a la izquierda de Público» prepara un especial sobre The Clash para el próximo número. Ya se publicó uno en su momento que me pareció interesante (http://diagonalperiodico.net/The-Clash-30-anos-de-rock.html?var_recherche=the%20clash).

    En cuanto a «revista de prensa» de este periódico (Diagonal), aclaro que no se trata de publicar artículos con los que se este más o menos de acuerdo, sino que inviten al lector por su interes, su polémica, o su curiosidad. A mí este me lo pareció. Veo que a Ladinamo también.

    Un saludo

  5. LaChatunga
    diciembre 1st, 2009 11:37
    5

    Hombre, Shuffle, es que en Jamaica casi los matan, que Kingston es una de las ciudades más chungas del mundo. Y los yankies, así, generalizando, tienen como pueblo los mejores primeros 30 minutos del mundo, supongo que no descubro nada nuevo.
    Y The Clash acabaron siendo popularísimos en EEUU, como les pasó antes a los Rolling o los Kinks.

  6. DJ Shuffle
    diciembre 1st, 2009 12:34
    6

    Me da que The Clash tuvieron una mala experiencia en Jamaica por no conocer o respetar los códigos de conducta del ambiente donde se movían. Otros artistas han ido allí conociendo esos códigos y han grabado tan campantes. Las «ciudades más chungas del mundo» suelen ser resultado de procesos de saqueo colonial bastante más chungos todavía. Supongo que no descubrimos nada nuevo.

    Y sí, tienes razón, The Clash acabaron siendo popularísimos en EE.UU. Incluso dentro del ejército. Creo que a Joe Strummer casi le da un infarto cuando vió que un piloto yanqui había pintado la frase «Rock he Casbah» en una de las bombas con las que iba a arrasar una ciudad árabe (me suena que Trípoli, aunque no estoy seguro).

    En todo caso, esto no era un post contra Estados Unidos, sino contra esa insistencia de la prensa «seria» (sobre todo, «El País») en soltar sutilmente que el antiimperialismo es «algo que se cura viajando». Y encima, usando para eso a The Clash, que más bien son un ejemplo de lo contrario.

    Un abrazo.

    Posdata: Mirando por internet he encontrado la transcripción de un documental donde hablan de esto. Si alguien tiene más datos….

    Joe Strummer: «Los pistoleros iban a llegar de un momento a otro para hacernos picadillo. ¿Quienes os creeis que sois, venir a Kingston sin rendir pleitesía a los rastas? Iban a venir a por nosotros, así que tuvimos que escapar corriendo».

    Paul Simonon: «Allí grabamos «Junco partner». Ibamos a grabar algunos temas más pero surgieron ciertos problemas. Para empezar, tuvimos problemas financieros. Demasiadas llamadas a ‘’room service’’, así nos alimentábamos. Tuvimos que salir por piernas del hotel. Eso es todo lo que hicimos en Jamaica».

    Me da que fueron en plan chulo/despistado y encontraron gente más chula que ellos, como podría haberles pasado en muchos guetos de EE.UU.

    http://www.atiza.com/entrevista/19991118/

  7. Miguel
    diciembre 1st, 2009 13:04
    7

    No haría yo mucho caso de ése documental… en la biografía del grupo «Passion is a Fashion», los que viajaron a Jamaica fueron Mick Jones y Joe Strummer, Simonon se fue con su novia de vacaciones a Moscú.

    Hasta cierto punto, normal. ¿Qué pintan dos punks en el Kingston asolado por la violencia política de finales de los 70? Nada. Los pobres vieron el percal y se encerraron en el hotel.

    Otro episodio memorable de The Clash es cuando viajaron a Irlanda del Norte. Aparecieron un poco en plan «white knights», y la impresión que dejaron en la escena de Belfast de la época fue menos que positiva: «What a bunch of twats» fue el comentario que hizo respecto a la visita el cantante de The Undertones.

  8. Ricardo
    diciembre 1st, 2009 17:38
    8

    Ey, ¿dónde se puede consultar/suscribirse a esa «revista de prensa» de Diagonal?

    ¡Gracias!

  9. anónimo
    diciembre 1st, 2009 19:36
    9

    La revista de prensa de «Diagonal» es una página de ese periódico donde destacan noticias de otros medios que les han parecido interesantes. http://www.diagonalperiodico.net

  10. Ricardo
    diciembre 2nd, 2009 12:08
    10

    Pues nada, qué torpor madre, miro y miro en la web de Diagonal pero no encuentro esa página y realmente me gustaría saber qué cosas encuentra Diagonal interesantes de otros medios…

  11. DJ Shuffle
    diciembre 2nd, 2009 14:35
    11

    Lo mismo me he equivocado y te tienes que suscribir…:)

  12. T20 World Cup
    febrero 29th, 2016 22:11
    12

    You get a breeders guide and adhere to the workouts for your local track so you
    know how those maiden horses are progressing making use of their training.
    When you determine increase method it truly is good to hold two separate running charts
    or notebooks or files on the computer. Similarly, Johnson may be gone soon, and Nannes’ deliveries could join the planets, in orbit.

  13. pfa sau srl 2017
    mayo 1st, 2016 17:34
    13

    pfa sau srl 2017

    «[…]LadinamoBlog » Blog Archive » Pop y pol??tica IV: la derrota de The Clash[…]»

  14. Jerold
    mayo 3rd, 2016 03:16
    14

    If crowdfunding is the best way to go to your mission, choosing the right crowdfunding web site is unquestionably a crucial step.

  15. storm restoration
    noviembre 6th, 2019 15:32
    15

    Magnificent web site. A lot of helpful info here. I am sending it to
    some buddies ans also sharing in delicious. And certainly, thank you in your effort!

Deje un comentario