Por

Casi vomito cuando escuché a un cenutrio confederado en las puertas del capitolio hacer el siguiente razonamiento: «esta reforma atenta contra nuestra libertad, yo puedo elegir no conducir y por tanto, no contratar un seguro de automóvil, pero ahora el Estado nos obligará a contratar una póliza de salud». Muy bien, Billie Ray, ahora me gustaría ver cómo eliges no ponerte enfermo de cáncer de tiroides.

Texto completo en Blog de Residuos.

Average Rating: 5 out of 5 based on 281 user reviews.

Deje un comentario