Por Mona Meinhof

Según informa Rebelión, Lula «considera que la edad y la
responsabilidad obligan a las personas de izquierda a evolucionar
hacia la socialdemocracia» y que «es difícil encontrar a una persona
de edad avanzada que sea izquierdista» (no sabemos dónde le habrá
dado por buscar: ¿entre sus amigos, quizá?). No es momento para
escandalizarse por las declaraciones de un personaje que cada día
recuerda más a Felipe González. Y sin duda Lula se siente respaldado
en su estúpida opinión por todos los políticos, banqueros,
sindicalistas e intelectuales que han pensado como él a lo largo de
los tiempos. Lo que llama poderosamente la atención y lo que a todas
estas mentes preclaras se les escapa es que, a la vez que se iban
haciendo viejunos, iban ascendiendo en la escala social y ocupando
puestos de poder. Si no fueran gente poderosa, conocida y con el
bolso lleno, ¿a santo de qué íbamos a tener que soportar nosotros
este tipo de declaraciones? Y yo me pregunto: ¿no recuerda Lula de
sus años de izquierdista aquello de que es la posición social la que
determina la conciencia y no al revés? Patético.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 260 user reviews.

10 respuestas a “”

  1. caracortada
    diciembre 13th, 2006 12:35
    1

    El titulo de este post es claro favorito al premio «Titular más chirriante del año». Me pitan los oidos solo de leerlo. Independiéntemente de lo que me parezca la noticia (Lula chochea, sí) el tono del post, como de izquierdista rasgándose las vestiduras, me provoca hilaridad.

  2. Ivan
    diciembre 13th, 2006 16:05
    2

    Sí que es cierto, sí, lo del tópico ese. Y lo peor es pretender justificarse tras semejante estupidez.

  3. James Bulla
    diciembre 13th, 2006 17:13
    3

    Uy! que fino estilista, caracortada!, ¿de verdad que te chirrían los oídos?, madre mía, que catastrofe, ¿la hilaridad ha matado al chirrido o han coexistido? ¿Tu también crees que al que no le chirrían los oidos al oir según que cosas hilarantes a los cincuenta años no tiene cabeza?

  4. Lola
    diciembre 13th, 2006 18:41
    4

    Mi querido esbirro Bulla: se te ve el plumero dinamil a kilómetros de distancia. Qué pasa, ¿que los redactores de los posts no se pueden defender solitos?
    En todo caso, si el titular y el artículo estabas tan bien ¿por qué lo han modificado, guapetón?

  5. javi
    diciembre 13th, 2006 18:56
    5

    Pues yo no le he visto ningún plumero… ¿han modificado el titular? yo lo he visto esta mañana y diría que es el mismo, pero igual me equivoco.

  6. Karim Samba
    diciembre 13th, 2006 19:02
    6

    Como está el ambiente un poco cargado voy a aprovechar para cambiar ligeramente de tema:
    Parece que cuando un izquierdista se hace mayor y se cambia de bando provoca reacciones airadas entre el rojerío. Sin embargo cuando se da el raro caso de un derechista que se pasa a la izquierda… muchas de las gentes de izquierda se toman las opiniones de su nuevo compañero de viaje a chirigota (véase el caso del mítico Vestringe). Ay, con lo que bien que tratan los derechistas a los ex izquierditas y que poco respeto le tienen los izquierdistas a los ex derechistas. ¿O no?

  7. mona meinhoff
    diciembre 13th, 2006 19:16
    7

    sí, sí, cambié el titular a los pocos minutos de colgarlo: donde ahora pone «memo» antes ponía «estúpido», de manera que ponía estúpido dos veces y no quedaba bien… Pero rectificar era de sabios, ¿no?
    En cuanto a lo de Vestringe, cierto que despierta todo tipo de guasas (se cuenta por ahí que hace tiempo adquirió 6 o 7 camisetas con la geta de Ulrike Meinhoff en un puesto en la universidad), pero la gente lo mira con cierto cariño, me parece a mí.

  8. James Bulla
    diciembre 14th, 2006 11:35
    8

    Querida lola, yo no defiendo nada ¿defiendes tú a caracortada?. Si él no le gusta el tono del post a mi no me gusta el tono «de vuelta de todo» de su comentario.

  9. ripense
    diciembre 16th, 2006 14:36
    9

    Estoy muy de acuerdo. Lula está desencantando a la gente que en su día ilusionó.

  10. Darwin Palermo
    diciembre 17th, 2006 12:17
    10

    En sus memorias, Terry Eagleton comenta este asunto: “El personaje más desalentador de todos es el joven izquierdista combativo que el tiempo ha convertido en un liberal escéptico o en un rocoso conservador. Aunque sólo sea por el terror que me inspira el estereotipo, yo me he librado de un sino tan en boga. Raymond Williams era mucho más de izquierdas cuando murió en 1988 que cuando lo conocí en 1961” (T. Eagleton, El portero, p. 109)
    Unas páginas antes escribía unas líneas tan acertadas que no me resisto a reproducirlas íntegramente: “Las cosas andan tan rematadamente mal que, incluso una proposición tan modesta como que todo el mundo en el planeta tenga agua y comida suficientes, parece una provocación. Es imaginable plantear un movimiento revolucionario a partir de ideales utópicos descabellados, pero alterar la vida de la gente de forma tan espectacular, pretendiendo únicamente que el suministro de verdura fresca esté garantizado, resulta extrañamente ridículo. Sólo un extremista se opondría a algo así, igual que sólo un extremista puede suscribir un sistema global que, según se cuenta, pagó a Michael Jordan por anunciar las zapatillas deportivas de Nike más dinero del que empleó en todo el complejo industrial del sureste asiático que las fabricaba. Los revolucionarios son por lo tanto personas moderadas y realistas, que reconocen que arreglas cosas como esas requeriría una transformación integral. Quienes se plantean lo contrario no son más que utópicos desocupados, aunque su denominación más común sea la de liberales y pragmáticos […].De hecho, una de las razones por las que [los revolucionarios] escasean tanto es que el realismo es un credo extraordinariamente difícil de llevar a la práctica, y eso es exactamente lo que los avispados pragmáticos no llegan a apreciar” (ibid. P. 96).

Deje un comentario