Web www.ladinamo.org
15.LDNM - Mar-Abr 2005
Cine
El gran marciano
Fanfatale
Viendo El monstruo de la laguna negra en los autocines, los muchachos con granos de los cincuenta no sabían que estaban participando en la forja de una obra de culto. Los bakaladeros que vieron hace unos años El gran marciano en los multiplexes de la periferia anónima, tampoco. Ajenos unos y otros a un proceso que sólo la historia desvela. El pulp es eso, jugo del tiempo que vivimos, zeitgeist para las masas comedoras de palomitas. Cultura sólo a posteriori. Para mayor gloria de Endemol, los días convertirán esta marcianada en un fetiche.
O no. Pero tampoco importa mucho la ironía fina de nuestros nietos. El gran marciano es, contra toda expectativa, una gran película hoy mismo. Consiste en una broma gastada a los participantes de la primera edición del programa televisivo Gran Hermano, dirigida con tensión, tiempo dramático y estilo por Antonio Hernández, autor de Lisboa y En la ciudad sin límites. Una inocentada a gran escala (costó 400 millones de pesetas) con “un guión milimétrico que los absolutos protagonistas nunca leyeron”, como explica el director en el making off, Cómo puñetas lo hicimos, “una mezcla de realidad y ficción que ni Dziga Vertov, ni Lars von Trier ni nadie”.

En tres días de rodaje, las víctimas, invitadas a promocionar un hotel de Extremadura, debían acabar en medio del campo de la mano de un astronauta ruso frente a una nave espacial camino de Marte. El proceso mágico de la mentira, alimentada por decorados, efectos especiales y la motivación psicológica de la trama consiguen que la bola cuele. El nivel de los participantes facilita un tanto las cosas. Jorge Berrocal es en sí mismo la demostración del mal que puede causarle a una persona un lustro en el ejército; su interpretación involuntaria merece un monumento a la estulticia. Las reacciones de los inocentes catódicos son hilarantes y hielan la sangre: miedo, paranoia, teorías de la conspiración, pasmo, exaltación y la pura felicidad en ese castizo: “¡Que no estamos solos!” del Berrocal casi lloroso ante la prueba de vida inteligente en otros planetas.
El abanico de humanidad desnuda que despliega el filme no es el más sofisticado, ni el más profundo, ni el que más nos gustaría ver, pero es el que nos ha tocado. Sólo queda una cuestión. A ver cómo explicamos a nuestros nietos que fue en ese país de mierda, en esos tiempos vacíos, cuando fuimos jóvenes, nos amamos y reímos a carcajadas, más felices que nunca, bajo el parpadeo de un VHS.


0 comentarios a El gran marciano



Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿De qué color es el cielo?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo

Otros artículos de Fanfatale (21)