Web www.ladinamo.org
02.LDNM - Nov-Dic 2002
Música
Diez claves para entender la ascensión y caída de la movida madrileña.
Patricia Godes
1. Nueva Ola. Movimiento musical cuasi privado postulado por Fernando Márquez "El Zurdo" que puso punto final al Rollo y abrió las puertas a la Movida. A partir de una adaptación sui generis del punk y la new wave anglosajones, constituyó la mayor eclosión de la cultura pop en nuestra sociedad. No hubiera sido más que un jueguecito de un grupito de amiguetes –como en los sesenta– de no ser por el interés que despertaron las crónicas de Jesús Ordovás en Disco Express. Kaka De Luxe, Zombies, Mermelada de Lentejas, Paraíso, Alaska y los Pegamoides, Nacha Pop, Tos, Radio Futura, Michelini, Los Rebeldes (Bólidos), Aviador Dro y Los Coyotes. Primeras entelequias: Las Betty Boop y Los Ressettas.

2. Onda 2. La FM de Radio España (Radio Top 40) apoyó con furor a los nuevos grupos. Sus programadores, Gonzalo Garrido, Rafael Abitbol y, sobre todo, Mario Armero, amigo y compañero de colegio de los Nacha, iniciaron la moda de apadrinar a los grupos, pinchar insistentemente sus maquetas y presentarlos a las discográficas. Los miembros de los grupos de Nueva Ola deben todo, repito, todo lo que son y tienen a la devoción con que esta gente los apoyó. La Movida no hubiera existido de no haber existido Onda 2. Como fue aquí donde se me dio a mí, que era poco más que una niñata, la oportunidad de empezar en la radio, no puedo decir nada malo...

3. Ordovás, Jesús. Locutor de radio, crítico musical. Nunca se reconocerá suficientemente la influencia de Ordovás en la música, la lengua y la sociedad española. Desde sus escritos en Disco Express, pasando por sus programas en Onda 2 y Radio 3, Jesús ha sido quién ha dado a conocer y otorgado respetabilidad a personajes como Alaska, Almodóvar, Siniestro Total o Poch que, sin su amplitud de miras y su jovial manera de entender la labor periodística, nunca hubieran logrado, en aquella época, la atención de los medios de comunicación. Ordovás es también una figura clave en la difusión del slang callejero y pasota. No nos olvidemos de que los términos "Rollo" y "Movida" son invento suyo. ¿Para cuando el merecido homenaje?

4. Reciclados. Leyendo a Ordovás parecía que todo aquello era muy divertido y pronto empezaron los primeros reciclajes. Es decir, antiguos progres, hippies y enrollados que para hacerse pasar por lo que no eran se compraron corbatitas estrechas y se cortaron el pelo. Con ellos termina la Nueva Ola y da comienzo la Movida. Greta, Charol y Electroshock (Gigante) fueron los pioneros de una tendencia que acabó convirtiéndose en la mainstream de la Movida. Rectificar es de sabios y el elitismo es uno de los vicios más reprobables en que puede caer el ser humano. No se insistirá nunca bastante en las nefastas consecuencias de la acción de los Reciclados que, desconocedores de las nuevas ideas, las redujeron a un código estereotipado y rígido cuyas reglas básicas acabaron convertidas en el raquítico ideario de la Movida.

5. Babosos. Llamábamos "babosos" a los miembros de grupos como Los Secretos, Mamá, Nacha Pop, Tótem y Los Trastos que bailaban al son de sus amigos críticos musicales. Algo de razón tendrían al adoptar esta actitud dado que son los que, de un modo u otro, han dejado una huella más profunda.

6. Irritantes (Movimiento psicotrópico). Colectivo formado alrededor de un brillante pensador y businessman, Ramón Recio, desgraciadamente fallecido. Glutamato Ye-yé, Sindicato Malone, Derribos Arias, Pelvis Turmix y Buenas Vibrassiones se caracterizaban por su insolencia y desprecio hacia los arriba citados Babosos. Musicalmente hablando, la única diferencia entre unos y otros era la condición de chapuceros relapsos de los Irritantes (no es que los Babosos no lo fueran, es que, grabando para multinacionales, tenían más presupuesto y cambiaban a sus miembros por sesioneros). Respecto a su modo de vida y su afición por todo tipo de drogas, la historia ha dicho la última palabra…

7. Postmodernos. Lo sabemos, la postmodernidad es una línea de pensamiento seria que no tiene nada que ver con las frivolidades nocturnas del Rockola, pero como la revista La Luna de Madrid mezclaba ambos temas indiscriminadamente, al final resultó que ser postmoderno era peinarse greñita, calzar manoletinas, ponerse hombreras y oír a Blancmange. No tendría mayor importancia si no fuese por la identificación, que en algún momento se hizo, entre postmodernidad y juventud de derechas. La idea era sencillamente que todos tenemos derecho a la buena música, la buena ropa, el arte, la ópera y la cultura y que el pop, la literatura de evasión, la moda de la calle, la serie B y las chuminadas eran tan gloriosas como sus hermanas mayores. Nunca he entendido cómo y por qué se llegó a lo otro. Lamentablemente, nadie se tomó la molestia de dejar las cosas claras y muchos de los músicos y protagonistas de la Movida jugaron sin ningún tipo de pudor el doble juego y la imagen de la "Nueva Derecha" adquirió pronto una solidez que ha marcado para siempre el recuerdo de aquella época.

8. Españolismo. Este fue el gran defecto de la llamada Movida: "Madrid es la ciudad más divertida de Europa", "En ningún lugar de Europa se pueden fumar porros en la calle como aquí". "La mejor música del mundo es el pop-rock madrileño" y otros eslóganes de profundo españolismo patriotero nos recordaban constantemente que la juventud española de los ochenta había sido educada en el franquismo y está educando a sus hijos con las mismas ideas.

9. Comparsas. Se llama así a los acompañantes mudos de los musos y protagonistas de la Movida. Estas comparsas, sabiéndose desconocedoras de los códigos de comportamiento de la época y encontrándose desconcertadas por la elasticidad de los mismos y por lo mucho que se apartaban de la moral progre, más o menos de rigor en la sociedad de la primera España democrática, optaban por quedarse calladitos y tomar nota. Luego, convertían en reglas lo que habían oído y así fue como se pasó de una época de espontaneidad y libertad de expresión (1978-1980) a otra (1980 y siguientes) en la que el "¡Qué oigo, qué oigo!" era de rigor. Algunas comparsas llegaron muy lejos escalando puestos de tanta responsabilidad como el de manager para finalmente huir con el dinero después de haber acabado con las carreras de todos sus grupos.

10. Rock Latino. Cuando en 1985 se publicó el álbum Mujer y sentimiento de Los Coyotes, las críticas no pudieron ser más adversas llegando al "ese no es el camino" de uno de los grandes DJs de la época. El propio manager del grupo se ocupó de desmembrarlo ofreciendo a su cantante un papelito en la gira de Dinarama del 85. Diecisiete años después, las ideas del álbum, recogidas directamente por Manu Chao y Juan Perro, se han extendido, lenta pero gradualmente, hasta convertirse en la mayor fuerza comercial del pop del milenio. Este fue el final de la Movida, cuando cerrada en sí misma y presa de un código muy rígido, fue incapaz de reconocer lo que hubiese podido constituir, tanto por su coherencia como por su fuerza comercial, su gran aportación a la posteridad.

Estos diez apartados se resumen en dos:

1) Toda la música de la Movida ha envejecido muy mal. Surgida de un acuerdo tácito entre creadores, promotores y consumidores de que aquello era el no va plus, nadie se molestó en proclamar su pobreza de recursos, su jactanciosa falta de originalidad y su mediocre superficialidad que se convirtieron en el estándar.

2) Veinte años más tarde, lo peor y más baboso de la música de la Movida flota como excremento sobre las aguas turbulentas de nuestra moribunda industria del disco mientras los pocos hallazgos inteligentes y sinceros que pudo haber se han perdido en el olvido. Los que entonces eran consumidores del deleznable producto, hace años que ostentan cargos de poder en las compañías... ¡Así les va!
Apuntes sobre la resurreción de La Movida
Texto: Víctor Lenore

· Tesis sin confirmar:
La Movida vuelve con tanta fuerza porque no hay superventas con carisma para frenar el flashback. Como afirma Patricia Godes, nuestro equivalente a la new wave fue una agitación chapucera, esnob y lastrada por la bisutería postmoderna, pero -esto lo digo yo- mucho más elegante y divertida que los nombres actuales instalados o aspirantes a instalarse en la AFYVE (lista de ventas). Hoy vivimos uno de los momentos más insípidos del pop español: M-Clan, Revólver, Café Quijano, Amaral, El Canto del Loco, Los Piratas, El Hombre Gancho, Juan Benito, La Oreja de Van Gogh... disculpen si me olvido de alguno. Aunque muchos de estos artistas se muestran hostiles con Operación Triunfo, está claro que la Academia es la única competencia posible frente a la que pueden destacar (o reivindicarse como auténticos).

· Canciones resucitadas:
DRO es la compañía que más partido está sacando a la nostalgia. Lo hace, eso sí, con gusto y criterio, el que demuestra su colección de disco-libros, entre otros los de Parálisis Permanente, Hombres G, Esclarecidos o Loquillo y Trogloditas (donde también se atiende a propuestas más vulgares como Danza Invisible o Celtas Cortos). Estos volúmenes resultan especialmente recomendables, porque la Movida fue una época de hits y relleno, donde un recopilatorio suele contener lo mejor del artista (con excepciones como Gabinete Caligari, que en su mejor etapa firmaron varias obras impecables, muy por encima de los demás). Los oyentes más exquisitos y fetichistas pueden acudir a las reediciones de singles y elepés de Munster, centradas en nombres menos conocidos como Los Coyotes, Derribos Arias, Decibelios o Desechables.

· Por escrito:
Quien quiera profundizar en estos años necesita Sólo se vive una vez (Ardora, 91), de José Luis Gallero, un mosaico de visiones de artistas, periodistas y negociantes varios, donde se reflejan muchos de los conflictos de aquella turbulencia cultural. Entre la producción más reciente, destaca el libro de Rafa Cervera, Alaska y otras historias de la movida (Plaza & Janés, 2002), un sólido trabajo de documentación con más de veinticinco entrevistas a personajes clave que nos informan de anécdotas y acontecimientos, desde el origen de la palabra "petarda" hasta los peligros de embarcarse en giras por la España profunda (tremendo relato de un amago de linchamiento a Dinarama en Calatayud). Un nutritivo puzzle de información, opinión y cotilleos.

· Más papel y celuloide:
El libro de Cervera se abre con una entrevista a Pedro Almodóvar, en la que éste señala que "hay una novelización de la movida que mejor que no existiera". Apuesto a que se refiere a Madrid ha muerto (Planeta, 99), de Luis Antonio de Villena, un libro frecuentemente denostado por su falta de contacto con la realidad callejera de aquellos años. O quizá -menos probable- el director manchego pensaba en Corre, rocker (Espasa, 2000) de Sabino Méndez, guitarra de Los Trogloditas, con un estilo literario tirando a pedante pero valioso por algunos pasajes descarnados y ciertas frases polémicas, como esa en la que define la Movida como "una época de glamour y analfabetismo". En todo caso, en la presentación en Madrid, Méndez pronunció unas palabras especialmente lúcidas: "Cierto que el sistema corrompió la Movida, pero nunca había visto tanta gente con tantas ganas de ser corrompida". Los alérgicos a excesos líricos pueden probar con Días contados (Santillana, 93), de Juan Madrid, un paseo por el lado salvaje de la capital en los ochenta. Respecto al cine, quitando las primeras cintas de Almodóvar, no existen películas emblemáticas, así que esperamos con ganas el biopic de Poch (Derribos Arias) que prepara Miguel Alcantud.




3 comentarios a Diez claves para entender la ascensión y caída de la movida madrileña.

1. «Diez pistas muy acertadas. La labor de Ordovás es cierto que debería ser reconocida, ya va siendo hora. Por cierto, que aquel "De qué va el rrollo", de La Piqueta, es un texto impagable, que explica mucho de lo que pasaría después en Madrid.
Y sobre el asunto de la movida, claro que fue una fiesta privada: Javier Andreu y Toni Marmota me contaron hace un par de años cómo los "auténticos" de la movida (hijos de embajadores y cineastas, claro) les despreciaban porque no eran de su "clase". Claro que no todos podían ir a Londres a comprarse las chupas tan punk a precio de oro... Y sobre los PVP, al parecer les despreciaban porque eran "de barrio".
Por eso artículos como este, desmitificando la "movida", son tan necesarios.
¡Y que por fin alguien explica claramente que "postmoderno" no tenía nada que ver con lo que pasaba entonces en España, que ya está bien!»


Dicho por Javier Menéndez el Sun 08-07-2007 08:44 (UTC)


2. «8. Españolismo. Este fue el gran defecto de la llamada Movida: "Madrid es la ciudad más divertida de Europa", "En ningún lugar de Europa se pueden fumar porros en la calle como aquí". "La mejor música del mundo es el pop-rock madrileño" y otros eslóganes de profundo españolismo patriotero nos recordaban constantemente que la juventud española de los ochenta había sido educada en el franquismo y está educando a sus hijos con las mismas ideas.

Jajajaja!. Vaya friqui hay que ser para escribir esto.»


Dicho por Sabino el Fri 16-01-2009 12:53 (UTC)


3. «Totalmente de acuerdo, salvo el "desprecio" por los babosos, que por las circunstancias que fueran nos dejaron algunas maravillas pop que muchos nuevaoleros fueron incapaces. El resto: ¡chapeau!

También sería muy interesante analizar como el Disco Expres (desde Barna) fue capaz de dar el relevo del Rollo barcelonés a la nueva ola madrileña (iindispensable Memorias del underground barcelonés de Onliyú)»


Dicho por cerillasGaribaldi el Tue 18-05-2010 10:21 (UTC)




Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿Animal de cuatro patas que ladra?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo

Otros artículos de Patricia Godes (5)