Web www.ladinamo.org
24.LDNM - May-Jun 2007
Actualidad
El señor Tavares
Darwin Palermo
A finales del pasado año se publicaron simultáneamente dos obras del escritor portugués Gonçalo Tavares: el primero de sus “libros negros” –Un hombre: Klaus Klump (Mondadori, 2006)– y El señor Valéry (Mondadori, 2006), primera entrega de su serie sobre un barrio literario imaginario. A la espera de que se editen en España La máquina de Joseph Walzer y Jerusalém, segundo y tercer “libro negro” respectivamente, acaba de aparecer El señor Henri (Mondadori, 2007).
Tavares (1970) es un escritor con una pantagruélica voracidad conceptual y un tenaz defensor de la literatura de ideas. Sus dos libros traducidos al castellano forman parte de proyectos teóricamente ambiciosos que se estructuran en dos series. Por un lado, están los libros negros, que indagan en las distintas formas que puede adoptar el mal. Son textos muy duros, marcados por la violencia y una escritura casi minimalista. Por otro lado, una colección de libros ilustrados sobre personajes imaginarios que habitan un barrio literario. Delicadas calas en la tradición culta del último siglo con unas bonitas ilustraciones que recuerdan vagamente a Saint-Exupéry: a El señor Valéry han seguido El señor Henri –dedicado al pintor y poeta Henri Michaux– El señor Juarroz y El señor Brecht.

El barrio
“Son libros compuestos de historias breves que narran distintos episodios por los que pasa un personaje con una forma de pensar muy determinada. Son textos escritos por alguien que lee, que no concibe su vida sin la lectura, y que pretende ‘responder’ a sus lecturas mediante personajes que habitan un barrio mental, un barrio utópico, borgiano. Cada libro es autónomo pero al mismo tiempo me gusta la idea de que formen parte de un proyecto más amplio. Son homenajes a ciertos escritores, pero no tienen nada que ver con los aspectos biográficos, que no me interesan nada. Más bien son una especie de caricaturas en las que hay una conexión, muchas veces inconsciente, entre el nombre del personaje y el autor real. En cualquier caso, mis personajes son autónomos y uno no tiene por qué conocer la obra del autor homenajeado para entender el libro, aunque sin duda puede propiciar otras interpretaciones. Por ejemplo, en Portugal acaba de publicarse el libro de esta serie dedicado a El señor Brecht. Trata sobre un hombre que cuenta historias, algunas de ellas muy políticas. Cuando entra en una sala vacía empieza a contar una historia y, poco a poco, la sala se va llenando. Al final es tal su éxito, tantas las personas que acuden a escucharlo, que le obstruyen la puerta de salida”.

La lógica del Señor Valéry
“Doy clase de teoría de la ciencia en la Universidad pero mi interés por estos temas se remonta más atrás. A los dieciocho años estaba obsesionado con las matemáticas. Los relatos de El señor Valéry, más que plantear problemas de lógica, muestran una situación paradójica: alguien que piensa y trata de actuar en términos perfectamente lógicos y racionales y, sin embargo, el resultado final de su comportamiento resulta absurdo. En cierta manera, el señor Valéry se enfrenta a una fractura entre lo que piensa y lo que puede hacer y, por eso, busca una justificación lógica para todos sus actos. No es un loco sino alguien que piensa de más”.

La serie negra
“Estas novelas pueden entenderse como una investigación en torno al mal, sobre cómo afrontamos el mal colectivo e individual. En este caso, existe una relación más estrecha entre las tres novelas aunque, por supuesto, también se pueden leer autónomamente. Hay personajes que reaparecen en las distintas narraciones. Klaus Kump, por ejemplo, también participa en La máquina de Joseph Walzer, que se desarrolla en el mismo periodo de guerra que la primera novela. Klaus Klump es un hombre fuerte que nos muestra lo que le sucede a un hombre fuerte en el transcurso de acontecimiento fuertes, como una guerra. La máquina de Joseph Walzer trata sobre un hombre frágil, alguien a quien se podría tachar de cobarde pero que, en realidad, tan sólo se esfuerza por apartarse de la confusión. Del mismo modo, un personaje secundario de La máquina de Joseph Walzer es uno de los personajes centrales de Jerusalém. Son novelas autónomas dentro de una única novela”.

Un reino ubicuo
“El reino en el que se desarrollan estas novelas no tiene un emplazamiento geográfico concreto. En los nombres de los personajes hay reminiscencias centroeuropeas que a alguna gente le han recordado a Robert Musil –creo que la literatura no sólo debe contar historias sino también transmitir ideas, así que, en efecto, estoy en deuda con él– pero otros han interpretado que reflejaba una guerra africana. Lo cierto es que los libros negros se desarrollan en un lugar real pero no ubicado. Es decir, no es tanto un sitio imaginario, que nunca podría existir, cuanto un conjunto de acontecimientos que están siempre sucediendo, que no pertenecen a ningún lugar en concreto sino a todos ellos. Un sudamericano podría asociarlo al pasado reciente de Argentina o Chile y un argelino a la independencia de su país. He intentado que estas historias no estuvieran vinculadas a un espacio concreto para evitar que el lector tenga la idea de que no refleja su propio mundo sino un mundo ajeno”.

La velocidad del mal
“Asocio a Klaus Klump a la velocidad de las cosas y los discursos: una de las dificultades para identificar el mal es la velocidad de los acontecimientos. En ese sentido, no he buscado un discurso afirmativo que pretenda la representación de una verdad, sino un discurso de fuerza que obligue a reaccionar. Me gustaría que los lectores reaccionaran y eso no es posible si se escribe con frases dulces. He escrito muchas páginas extremadamente violentas, agresivas, nada tolerantes. Me parece importante que el discurso sobre la intolerancia no sea un discurso florido. Interpreto la famosa máxima de Adorno sobre la imposibilidad de escribir poesía después de Auschwitz no como la proclamación del sinsentido de la poesía como género literario, sino como un llamamiento a no escribir poesía “bonita” después de Auschwitz, a evitar esa peligrosa ingenuidad. Después de Auschwitz todo debería tener una pequeña mácula oscura que nos advierta de lo sucedido. Por supuesto, es cierto que la cultura, el arte y la literatura, no pueden impedir que aparezca el mal. Pero sí pueden aumentar nuestra lucidez, que es algo completamente distinto. La lucidez nos permite detectar la presencia del mal, aunque no necesariamente evitarlo”.

Responsabilidad individual y colectiva
“Sería interesante relacionar el papel de ciertos individuos en la historia colectiva con su propia historia privada. Seguramente nos llevaríamos una sorpresa. Tal vez la historia privada de Gandhi no fuera tan ejemplar ni la de Mussolini tan horrible. Es peligroso realizar una transición apresurada entre el individuo y su papel en el grupo. Se trata de un asunto importante que divide mucho a la derecha de la izquierda. Clásicamente, la derecha se ha centrado en el individuo y la izquierda en el colectivo. La derecha atribuye todo lo que le sucede a uno, sea bueno o malo, a la responsabilidad individual. La izquierda habla de una responsabilidad colectiva que puede llegar a desresponsabilizanos individualmente. Me siento cercano a la izquierda, en la medida en que no me gusta la idea de la desresponsabilización colectiva. Pero también es fundamental asumir la responsabilidad individual”.


4 comentarios a El señor Tavares

1. «Tengo el presentimiento de acabar de descubrir una mente maravillosa, no tenia ninguna referencia de Tavares pero en cuanto termine este comentario indagare en la web a por mas. Siento sed de buenas historias que inciten a la lucidez. Magnifica interpretacion de Adorno. Presagio haber encontrado una buenisima estimulacion para mi mente, voy coriendo a conseguir mas. Gracias Darwin Palermo y Ladinamo.org. Buenisima pinta, esto promete.»


Dicho por lalagreen el Sat 31-03-2007 20:34 (UTC)


2. «Que bueno escuchar otra ves acerca del señor Tavares, tenia tiempo ya sin escuchar de el. De hecho me he leido muchos de sus libros y Kamagra es uno de los mejores que tiene, es mas estoy en espera de sus nuevas ediciones.»


Dicho por Anne el Mon 01-11-2010 20:42 (UTC)


3. «Its just great ,
spielzeug»


Dicho por Sues el Tue 05-04-2011 16:03 (UTC)


4. «Tavares es un buen escritor y ha influido en muchos escritores. bcs national championship tickets»


Dicho por candiceken el Fri 03-02-2012 06:08 (UTC)




Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿Animal de cuatro patas que ladra?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo

Otros artículos de Darwin Palermo (2)