Web www.ladinamo.org
25.LDNM - Jul-Sep 2007
Arte
Raymond Pettibon. El amigo americano
Mona Meinhoff
Muchos reconocerán los trazos de Raymond Pettibon por las portadas de los discos de Black Flag, de Minutemen o de la genial carátula del Goo de Sonic Youth. Pero poca gente sabe que Pettibon es a estas alturas un artista de reconocido prestigio internacional que expone en museos de todo el mundo. Recientemente, el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga y el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona le han dedicado sendas exposiciones retrospectivas.
Su hermano Greg era guitarrista de Black Flag y fundador del sello SST Records, para cuyos discos Pettibon dibujó montones de portadas. Así comenzó a darse a conocer en el mundo del arte, aunque el salto del underground al mundo del arte oficial no se produciría hasta finales de los ochenta o primeros noventa. A pesar de que los tránsitos de este tipo son poco habituales, Pettibon no parece demasiado sorprendido: “Sabía que mi obra merecía la pena, pero también que el mundo del arte es muy caprichoso”. No se ha tomado la institucionalización como un conflicto moral, pero tampoco la ha aceptado con el típico cinismo warholiano. Simplemente, así ha sucedido, parece pensar este artista californiano (aunque nació en Tucson, Arizona, siempre ha vivido en California) que cría en el jardín de su casa pitbulls y mastines para peleas –“sí, es ilegal, pero en Los Ángeles todo es ilegal, incluso respirar”– y cuyos dibujos destilan un aire juvenil y contracultural que ha permanecido intacto con el paso de los años. “Cuando empecé quería plasmar la iconografía figurativa, las personas y los lugares que me rodeaban, y hacerlo con mis propios medios. Eso me llevó a un estilo como de cómic o ilustración que me parece adecuado para lo que hago. Y lo mantengo desde entonces”.

Arte popular
En sus dibujos abundan los surferos, los jugadores de béisbol, (“costumbrismo de la costa Oeste estadounidense”, como ha señalado la crítica), los trenes y una imaginería típicamente americana (Kennedy, Reagan, marines, grandes coches, Bat-man...), pero no se trata de esa utilización de iconos de la cultura popular para elaborar un arte elevado, tan típica del arte pop. “Si uno se fija en el pasado, las categorías de arte popular y alta cultura se desmoronan. Shakespeare no era una pieza de museo. Si hago un dibujo de surf, o de Mickey Mouse o de lo que sea, no significa que me esté rebajando ni que esté haciendo un comentario irónico...”.

La violencia
Otro motivo recurrente en su obra son las escenas que parecen sacadas de una película de cine negro o de una novela policíaca, muchas de ellas de corte violento. Pettibon asegura que la influencia es de naturaleza fundamentalmente visual: “Hubo una época en la que tomaba mu-chas imágenes de la televisión. Tenía un vídeo con el que grababa lo que ponían y luego veía los fotogramas, pasándolos en lapsos de cinco segundos. Si miras la tele desde un punto de vista puramente gráfico, casi todo son planos con cabezas que hablan; las únicas composiciones visualmente interesantes tienen que ver con algún tipo de violencia: armas, puños, cuerpos y cosas así. De modo que no es que me atraiga la violencia o los gángsteres sino que me parecía algo visualmente interesante. Y, en realidad, lo mismo sucede con el resto de mi imaginería: no creo que haya una implicación emocional o un compromiso de algún tipo detrás de la elección de mis temas. Ahora bien, me temo que voy a estar pa-gando toda mi vida por ese asunto del vídeo: una vez que ciertas cosas entran a formar parte del discurso crítico, se replican como un virus, de manera que lo primero que piensa la gente de mí es que me gusta la violencia”.

El texto
Otra característica fundamental de la obra de Pettibon es que sus dibujos no son sólo –o no en primer lugar– dibujos, sin más, ya que la gran mayoría van acompañados de textos. “Mi obra es mucho más narrativa que el cómic o los dibujos animados. Siempre me ha gustado más escribir, aunque dibujar es otra de mis ocupaciones preferidas. La literatura es mi principal influencia. En algunas ocasiones, el texto de mis obras está tomado o robado de diversas fuentes [Henry James, William Blake o Fernando Pessoa son algunos de los aut­­­­ores citados], pero en otras la escritura es mía. Ahora bien, si alguien tomara cada uno de mis dibujos y rastreara el camino hasta su fuente, en la gran mayoría de los casos se llegaría a un libro o un texto”. Los textos escritos a mano pueden ser leyendas explicativas, bocadillos con diálogo o anotaciones dispersas por toda la superficie del papel que oscilan entre las sentencias profundas y los diálogos absolutamente triviales, entre la denuncia y el cachondeo, entre la verborrea incontenible y las citas de los clásicos: “Muchas veces la imagen y el texto están en una situación de disyunción total o guardan entre sí muy poca relación; a veces es el azar el que los une. Pero no sé en qué medida puedo decir que sea algo que hago conscientemente. Nunca se me ha dado bien planear o dirigir mi trabajo hacia una meta específica. El trabajo de Eisenstein giraba en torno a la superposición o el choque de imágenes, con fragmentos, montajes y esas cosas. Pero eso también puede convertirse en una perogrullada, si se lleva demasiado lejos”. En cualquier caso, Pettibon concibe su obra de manera integral: “No creo que convenga separar el dibujo del texto a la hora de analizar mis obras. El uno depende del otro. Siempre hay una imagen implícita en mi escritura, y casi siempre que hago un dibujo acaba llevando un texto. Pero bueno, esto empieza a sonar como si estuviera disculpándome por el texto, como si fuera una impureza impuesta sobre la imagen visual; en el arte la impureza no es un pecado mortal, es un espacio a través del cual debes moverte”.

La escena punk
Aunque siempre se menciona la escena punk o hardcore en la que empezó a trabajar como una de sus principales in-fluencias –“haga lo que haga, parece que voy a ser el artista del punk para el resto de mi vida”–, él lo niega taxativamente: “Yo iba a conciertos y eso, pero nada más: el punk era hostil a todo lo que tuviera que ver con el arte. El punk y el arte son como agua y aceite. Gráfi-camente, el punk no tenía un estilo definido, al menos, no en lo que toca al arte. Mi obra era, simplemente, dibujos, bá-sicamente como los que sigo haciendo hoy. No aspiraban a convertirse en parte de esa escena y no trataban sobre el punk”. En cuanto al actual resurgir del punk, Pettibon asegura que no le incomoda: “de aquella éramos igual de ma-jaderos. No tengo ningún interés en ser purista, en defender el punk tal como era en el 77”.

Evolución artística
“Tiendo a pensar que algunos de mis primeros trabajos son mejores de lo que se esperaba de mí entonces, o incluso ahora. A veces pienso que mi obra está perdiendo algunas de las ventajas que ofrece el dibujo: su sencillez, o su capacidad pararepresentar las cosas con unos pocos trazos del pincel, sin trabajarlas una y otra vez, sin probar distintas versiones, sin borrar y pintar encima... Desde luego, no está mejorando. A veces me gustaría po-der volver atrás, a mis primeros dibujos, pero no creo que eso sea posible”. Otros medios “Hay veces que te quedas físicamente sin espacio. Te das cuenta de que en la parte inferior las letras son cada vez más pequeñas. Cuando escribo, veo el poco espacio que tengo y a veces el texto casi no se puede leer. En ocasiones se vuelve demasiado complicado para la viñeta, para el dibujo. Cuando la cosa sigue, tengo que hacer un vídeo, un libro, una versión artística en forma de secuencia o un collage”.


1 comentarios a Raymond Pettibon. El amigo americano

1. «Hola raymond, estoy haciendo un trabajo para la universidad y quisiera ver si me podrias reponder algunas preguntas.. primero: que tecnicas o procedimientos empleas en tus obras?
segundo: cuales son los problemas artisticos desarrollados?
tercero: cuales son los contenidos o conceptos abordados en tus obras?

MUCHAS GRACIAS; SALUDOS!»


Dicho por consuelo armstrong P. el Wed 09-05-2012 18:14 (UTC)




Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿Animal de cuatro patas que ladra?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo

Otros artículos de Mona Meinhoff (2)