Web www.ladinamo.org
27.LDNM - Mar-May 2008
Música
Atari Teenage Riot. Retrato del artista airado.
José Manuel Costa
Fotos: Jorge Periquito
La nostalgia es una de las sensaciones más pegajosas del mundo. Pocos se libran de ella. En LDNM hemos recordado que hace diez años los alemanes Atari Teenage Riot (ATR) dieron su apocalíptico concierto en Festimad. Por eso le pedimos un perfil de esta guerrilla sonora a uno de los periodistas que mejor los conoce, y que nos ha entregado este retrato de sus grandezas y sus límites. También hacemos un flashback a aquella noche en la que el grupo de Alec Empire nos saturó los sentidos.
Alec Empire siempre fue un tipo airado. Cuando lo conocí (vivía yo en Berlín) ni siquiera existía ATR y el aún tocaba la guitarra, aunque ya pasada por mil efectos, procesando mil breaks en su Atari y aprovechando los chillidos tremendos de Hanin Elias. Vino a pinchar a un party que montó un amigo en el sótano de su vivienda y que resultó un fracaso comercial, aunque no artístico. Ésa fue la primera vez que vi manipular un Technics para que fuera aun más rápido, proceso irreversible, por otra parte. La música, escuchada en una habitación absolutamente llena de niebla carbónica y con estroboscopios blancos cegadores debía andar por los 200 bpm y te dejaba completamente cardiaco. No era algo que pudiera aguantarse mucho tiempo, pero esa misma experiencia, solo que en la oscuridad casi absoluta, se reprodujo en su club Suicide por donde pasaron EC8OR, Shizuo, Sonic Sub Junkies, Moonraker y toda la tribu del hardcore digital que entonces se presentaba como alternativa radical al house, al techno, al trance o al happy hardcore. Ya digo, cosa muy intensa y sin más contrapartida fuera de Berlín que las terroríficas sesiones de noise de Bruce Gilbert.

Por supuesto, Alec montó el sello Digital Hardcore Records, la casa de lo más salvaje que podía escucharse entonces en electrónica y diría que el principal antecesor del breakcore de hoy en día. DHR era un sello de batalla, distribuido en un principio por Grand Royal de los Beastie Boys en Estados Unidos y publicitado por bandas como Rage Against The Machine, lo que convirtió a Atari Teenage Riot en uno de los grandes grupos de culto entre lo más freak e ingobernable de la juventud americana. Grandes prohombres del breakcore como Venetian Snares, Speedranch o Hecate, por mencionar solo algunos, bebieron del brutalismo emanado de DHR o de las numerosas giras del grupo de Alec.

Y es que un concierto de Atari incluía por supuesto los gritos de Hanin y de Carl Crack (muerto en 2001 de puro desequilibrio mental), las descargas de beats desbocados y el ruido agresivo, heridas autoinfligidas (algunas de ellas graves), soflamas anarco-autónomas… De entre los muchos de sus conciertos a los que asistí, uno en Londres, en el Queen Elizabeth Hall allá por 1999 y con motivo del sesenta cumpleaños de John Peel, fue especialmente notable y, al mismo tiempo, sintomático de las limitaciones del grupo. La actuación (ya con Nic Endo en sus filas) fue salvajemente explosiva, el público se subió a las respetables butacas y se rompieron muchas de ellas. ATR dijeron después que la gente parecía dispuesta a destrozar el teatro… Pero no lo hizo, y la continua llamada a la revolución acaba perdiendo filo con la repetición. Como cualquier otro discurso.

Antes de seguir por ahí me gustaría hacer una referencia a un aspecto hoy menos recordado pero musicalmente muy interesante de Alec. Antes de montar el sello DHR, sacaba discos de dance algo hiriente en Force Inc., que entonces trataba de ofrecer un techno menos complaciente que el que comenzaba a difundirse por los clubes poco exigentes. Cuando Force Inc. lanzó su sello experimental Mille Plateaux, Alec Empire estaba allí con discos como el fantástico Low On Ice o el descoyuntado Hypemodern Jazz. Es una verdadera lástima que, inflamado por lo político, Alec no encontrara tiempo para continuar luego esta vía, que sin duda le debía parecer un poco formalista.

No me gustaría que diera la impresión de que estoy en contra del arte político. Más bien al contrario. Pero sí me parece cierto que, como decía Trotsky, "el arte tiene sus propias leyes" (como cualquier actividad humana) y que ignorar estas para atender otro terreno de intervención equivale a despojarlo de su posible efectividad, función y sentido. Y eso es algo que le sucedió a ATR. No puede uno ver a un grupo dejándose durante años y años el alma y la sangre en el escenario, dándolo todo por la "causa" y comprobar que, no solo las cosas no mejoran, sino que incluso van a peor. En el mejor de los casos, el tema acaba convirtiéndose en un ritual. Autogratificante, quizás, pero más y más vacío de contenido.

De todas formas, ATR era un grupo con fecha de caducidad. Su propia dinámica destroyer no podía mantenerse eternamente, de manera que la muerte de Crack y el alejamiento práctico de Hanin (al fin y al cabo ya madre, aunque un tanto especial) fue solo un punto de inflexión que se habría producido de todas formas.

Alec en solitario ha seguido haciendo cosas interesantes, aunque, la verdad, el último de sus concierto al que asistí en Londres, hace como tres años, era punk-rock casi directo y dejaba un poco que desear. Alec daba la sensación de estar algo despistado. No solo es que Atari hubiera pasado a mejor vida, es que la generación a la que se dirigió en primer lugar no ha tenido más remedio que encontrar un trabajo, quizás formar una familia… Esas cosas. Para mí y desde un afecto que no sé si es mayor que mi admiración, Alec Empire y su genio musical podrían aprender de un artista muy alejado en el tiempo. Se llamaba Barnett Newman y era pintor.
La intensidad
Texto: Jorge Periquito

¿Quién no ha tenido que aguantar alguna vez al clásico pesado que, por el hecho de haber asistido a algún evento histórico-musical trascendental, se cree con el derecho a narrártelo con todo tipo de detalles? ¿Quién no ha escuchado aquello de "yo me desnudé en Woodstock" o "yo estuve en Ibiza en el 88; aquello si que eran pastis, no como las de ahora"? Pues bien, en el improbable caso de que todavía quede alguien que no haya sufrido semejante tortura prepárese para escuchar lo siguiente (el resto puede pasar la página): yo vi a Atari Teenage Riot en el Festimad de 1998. ¡Fue superfuerte, tío! En efecto, pese a que los discos del grupo me parecen un plomo, Atari son el mejor grupo en directo que he visto en mi vida. Llevaban transcurridos unos veinte segundos del bolo (ni uno más) y aquello parecía el día en que se derrumbaron las murallas de Jericó, sólo que en vez de trompetas sonaban los berridos de los tres "cantantes" cabalgando sobre un ruido industrial ensordecedor, en una combinación musical cuyo efecto sobre el oyente era parecida a meter la cabeza dentro de una trituradora, en afortunada descripción de un espectador. Después de la tempestad vino el bajón: una extraña sensación de vacío se apoderó de mí finalizado el concierto: después de esto, ¿qué? En efecto, después de esto sólo quedaba vagar por el festival viendo las actuaciones de unas bandas que no parecían tomarse aquello como una cuestión de vida o muerte. Se acabó, pensé, nunca más volveré a ver algo parecido. En marzo del año siguiente, viviendo en Inglaterra, fui a otro bolo de Atari, pese a que mi experiencia me indicaba que segundos conciertos nunca fueron buenos (las fotos que ilustran este artículo son de ese día). Bien, pues fue mejor que el anterior. ¿El motivo? La localización: el Queen Elizabeth Hall, una especie de anfiteatro chic con butacas y acomodadores. Una vez más, el cuadro era dantesco a mitad de la primera canción: los acomodadores huyendo despavoridos, unas cien personas subidas al escenario y el resto del personal rodando por la grada (en serio: era prácticamente imposible escuchar a estos tíos sin que te dieran ganas de ponerte a correr sin rumbo fijo como un maniaco, lo que propició todo tipo de castañazos durante el concierto: ¿han probado alguna vez a echar una carrera de vallas entre las butacas de un graderío en pendiente?). Una imagen de mitad de concierto: Alec Empire berreando fuera de sí subido en un asiento de la fila veinte. A su lado, una única espectadora en pie, encima de su asiento, con el puño alzado: Bjork… Aquello recordaba un poco el aspecto del Congreso el día del tejerazo: con Empire haciendo de Tejero, Bjork del general Gutiérrez Mellado y el resto del personal de diputados desplomados detrás de sus asientos. Salí de allí con unas ganas tremendas de invadir Polonia. Aquello sí que era buena mierda, no como lo de ahora...




2 comentarios a Atari Teenage Riot. Retrato del artista airado.

1. «ATR marcaron un antes y un después...aunque coincido plenamente en que tenían fecha de caducidad

Puestos a dar el coñazo con conciertos míticos yo estuve al año siguiente del festimad en el festival Digital Hardcore en el Maria Am Ost Bahnhoff de Berlín:Cobra Killers, ATR, EC8OR, Shizuo...y lo mejor de todo, Alec Empire de Dj pinchando ruido a lo más puro Masonna o Merzbow...

Y el público era para darle de comer aparte también...

IRREPETIBLES»


Dicho por hector el Tue 13-05-2008 13:48 (UTC)


2. «Esta crónica es para mí LA CRÓNICA de un concierto. Qué bueno rescatarla a través de Internet. Igual de buena que cuando la leí y me hizo desear ir a un concierto de una banda de la que (entonces) nunca había oído hablar.»


Dicho por Brunete el Fri 27-11-2009 12:53 (UTC)




Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿De qué color es el cielo?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo