Web www.ladinamo.org
28.LDNM - Jun-Ago 2008
Cine
Nueva comedia americana. Miedo a un planeta adulto
Perla Sambá
En los últimos tiempos hemos asistido al estreno en nuestros multicines de una serie de películas estadounidenses de fuerte raíz adolescente. Ya saben: sexo, porros, cerveza y majaderías. Muchos pensarán que se trata del mismo cine para pajilleros retardados de toda la vida. Sin embargo, más allá del mal gusto, las películas de la denominada Nueva Comedia Americana (NCA), protagonizadas por una generación de cómicos surgidos en la televisión estadounidense la pasada década, no sólo son cada vez más hilarantes sino que están recibiendo una acogida crítica crecientemente seria y elogiosa. Hablamos con los críticos Jordi Costa (El País), Hilario J. Rodríguez (Dirigido por), Quim Casas (El Periódico de Cataluña) y Carlos Losilla (Cahiers du Cinéma) para aclarar este extraño fenómeno.
GENEALOGÍA

Carlos Losilla: Creo que la única forma productiva de hablar sobre la Nueva Comedia Americana (concepto que se podría discutir ampliamente, pero para el cual quizá, por ahora, no tengamos repuesto) consiste en vincularla a la tradición de la comedia hollywoodiense. Primero, a la comedia de los años treinta y cuarenta, sobre todo a la screwball comedy, por su vocación testimonial que se manifiesta en la pretensión de dejar constancia de unas formas de vida relacionadas con el devenir histórico y social a través de la transgresión cómica. Y segundo, a ese tipo de comedia que empezó a gestarse en los años setenta con John Landis y John Belushi, y que perdió fuelle a medida que Hollywood se hizo más conservador, de manera que los ejemplares de los ochenta –Porky’s, etc.– no son más que pálidas fotocopias de productos mucho más elaborados de la década anterior, como Desmadre a la americana o la propia 1941, de Spielberg, un trabajo que deberíamos revisar para establecer esta genealogía.


TEMÁTICAS

Carlos Losilla: Se trata de tipos, adolescentes o jóvenes a punto de dejar de serlo, en perpetuo conflicto con el orden social visto desde todas las perspectivas, pues uno de sus objetivos prioritarios es la corrección política. Y en ese conflicto debe incluirse también su relación con el sexo opuesto, ya no problemática como en los tiempos de Cary Grant y Katharine Hepburn, sino sencillamente catastrófica, aunque a veces se resuelva mediante la formación de una pareja al margen del grupo de amigos que constituyen el refugio de esos adolescentes eternos. Esta confrontación entre el deseo de transgresión social y la nostalgia del grupo, de la comunidad, confieren a estas películas un inequívoco rosario de herencias y filiaciones, de Howard Hawks a Mitchell Leisen, pasando por Leo McCarey y Vin-cente Minnelli. Temas como la responsabilidad, el enfrentamiento entre la realidad y el deseo, la confusión entre lo real y lo ficticio, la máscara, etc., así lo atestiguan.


ESTILO

Jordi Costa: Salvo algunas excepciones como los mockumentaries de Christopher Guest o películas como Borat, la mayoría de nuevas comedias americanas no parecen plantearse la forma como problema: su estilo visual es transparente, académico incluso. Eso no es necesariamente malo: en el género, el discurso lo construye el cómico y que el estilo sea invisible no hace más que limpiar de obstáculos la comunicación entre el cómico y el espectador.

Hilario J. Rodríguez: La NCA está íntimamente ligada con muchas series de televisión, que han forjado los moldes con los que trabajan muchos directores o actores, entre otras cosas porque antes de llegar al mundo del cine pasaron por alguna de las sitcoms de más popularidad de los últimos años. En ese sentido, las características formales son más atenuadas. El gag visual se explota menos que el gag situacional o que el enredo narrativo. Ya no son comedias destrozonas, por así decirlo. Son más irreverentes con las antiguas propuestas y con su necesidad de cuestionar el mundo agrediéndolo, prefieren hacer sus cuestionamientos desde planos más discursivos. También ponen en entredicho las normas establecidas con la elección de los actores, que tienden a ser meros profesionales y no estrellas, como los de antaño.


APORTACIONES

Jordi Costa: Con respecto a sus antecedentes inmediatos, la NCA propone un modelo de comedia mejor escrito, más construido, más cerrado, sin renunciar a cierto componente de improvisación necesario para que el humor y la frescura no mueran en el proceso. El cambio que supone esta nueva generación de cómicos no es radical: no hay ruptura, sino continuidad y, en todo caso, cierta depuración de las formas. La comedia también es espejo de su contemporaneidad y, por eso, quizás una de las más importantes señas de identidad de la NCA es la incorporación de nuevos arquetipos cómicos que son reflejo de nuevos arquetipos sociales.

Quim Casas: Respecto a las aportaciones a la comedia estadounidense, se apartan de la línea inocua y romántica de films como Tienes un e-mail, por ejemplo (los productos mainstream com Tom Hanks y similares), y también de la línea ya agotada de Woody Allen, aportando una visión más sarcástica y vitriólica del mundo contemporáneo. En cuanto al cine comercial estadounidense, un poco lo mismo: son filmes políticamente incorrectos, aunque sin llegar a las tonalidades de los primeros Farrelly, por ejemplo, más burdos que brutos, y han creado un star system que funciona bien (Stiller, Owen Wilson, Will Ferrell, Vince Vaughn).

Hilario J. Rodríguez: Cuando uno piensa en buena parte de las comedias más recientes, se da cuenta de que en ellas aparecen actores ya consagrados, a los que no les queda ya nada por demostrar. Hablo de Dustin Hoffman (Los padres de él), Al Pacino (Perfume de mujer) o Robert De Niro (Una terapia muy peligrosa). Casi siempre, la presencia de este tipo de estrellas se debe menos a que busquen nuevos retos que a su uso como reclamo publicitario. Eso ha hecho que las comedias hayan ido poblándose de actores y actrices demasiado previsibles, que a menudo provocan una sensación de déjà vu, como si uno ya los hubiese visto más veces de la cuenta. Lo cierto es que el universo del humor parece monopolizado por las mismas personas y por las mismas estrategias. Por eso resulta tan gratificante encontrar a los actores que aparecen en Lío embarazoso, Vírgen a los cuarenta, Supersalidos o Juno.

Carlos Losilla: El hecho de que una de las obras maestras del género sea Zoolander, de Ben Stiller, plantea algunas cuestiones inquietantes: el papel que desempeña otro tipo de tradición, asociada con el cine estrictamente de consumo, la televisión y la cultura pop(ular) en general; las rupturas con los esquemas estructurales clásicos e incluso con lo que se considera el decoro del género (tradición conservadora que siguen otro tipo de directores y películas, éstas sí, asociadas al tema de la pareja heterosexual); la introducción de un cierto "mal gusto" (el cine de los hermanos Farrelly)… Todo ello hace que surjan a la superficie síntomas y características que coinciden con otro tipo de transgresiones: aquellas que está experimentando el cine de Hollywood en su conjunto, y que van desde las paradojas morales que plantea Clint Eastwood en sus últimas películas a la pintura de la tradición cinematográfica como deudora del concepto de lo siniestro, desde el David Lynch de Inland Empire al Paul Thomas Anderson de There Will Be Blood o el David Fincher de Zodiac. La NCA no puede entenderse sin este contexto.


LA NCA Y EL CINE DE ADOLESCENTES DE LOS OCHENTA

Jordi Costa: El grueso de comedias americanas de hoy no hablan de la adolescencia, sino de la perpetuación de la adolescencia fuera de sus márgenes naturales. Son reflejo de una generación de la inmadurez, un tanto ombliguista y encerrada en sí misma. En cualquier caso, cuando se afronta la adolescencia directamente, quizás las nuevas comedias tiendan a una mirada algo más conservadora que en los años ochenta. Personajes como el que encarnó John Belushi en Desmadre a la americana ya no parecen posibles: incluso a la figura más disfuncional se le reserva ahora un porcentaje de redención, se la sentimentaliza.

Hilario J. Rodríguez: Antes los adolescentes eran unos parias a los que se veía como anarquistas boicoteando la realidad, hoy son quienes no los respetan quienes de verdad parecen unos anarquistas, que se niegan a aceptar la importancia de las generaciones más jóvenes en la sociedad. Las nuevas comedias sobre adolescentes ya no se conforman con mostrarlos en plena borrachera o haciendo gamberradas, quieren explorar sus emociones y los retos a los que se enfrentan. En ese sentido, Juno me parece una película modélica.


¿SÓLO SE PUEDEN HACER CHISTES SOBRE ADOLESCENTES? ¿ES POSIBLE UNA SÁTIRA POLÍTICA?

Hilario J. Rodríguez: La comedia siempre ha sido, salvo honrosas excepciones, un género muy ligado al presente. A su manera, cada comedia ha intentado hacer un chiste de su propio momento histórico. Después de todo, las risas son el mejor antídoto contra las inclemencias del tiempo y los vaivenes de la economía, la guerra o la política, y a la vez son la mejor forma de contrabando de opiniones contrarias al Poder y a sus siniestros movimientos. Quizás ése sea el motivo por el cual se han hecho comedias sobre los acontecimientos más tristes, incluso sobre el Holocausto, que hasta hacía poco daba la sensación de ser un coto vedado donde sólo los intelectuales tenían cabida. También es importante tener en cuenta que entre llorar o reír, la elección está clara. Por si fuera poco, las risas son el mejor arma arrojadiza contra un gobierno o un partido político cuando éste quiere imprimir demasiada seriedad en la cara de las personas, eso explica el ácido corrosivo de muchas comedias norteamericanas actuales.

Jordi Costa: Imagino que la comedia fundamenta su éxito en la universalidad y no hay nada más universal que el mundo de las relaciones. Un buen ejemplo de buen cine cómico con verdadero mordiente político fue Borat: supo ver que el prejuicio cultural es, ahora mismo, el fundamento de nuestra relación con el otro.

Hilario J. Rodríguez: Creo que las sátiras políticas siguen siendo posibles, aunque ya no de forma directa, como lo eran antaño, cuando se introducían en la Casa Blanca o uno de sus personajes era una parodia de un político o del presidente de Estados Unidos. Lo que sucede en la actualidad es que las comedias observan desde fuera la vida política, cuestionando qué es más gracioso, la vida real o la vida que llevan algunos políticos.


PELÍCULAS DESTACADAS DE LA NCA

Jordi Costa: El nombre clave en la NCA parece ser el del productor Judd Apatow. Hasta el momento, sus trabajos me habían parecido su-mamente divertidos, pero también inquietantemente pacatos y conservadores. La primera de sus producciones que me ha gustado sin reparos es Paso de ti [Forgetting Sarah Marshall]. Su secreto es su guionista y protagonista, Jason Segel, que parece tener un control absoluto de la identidad cómica que quiere forjarse.

Hilario J. Rodríguez: Mi comedia favorita de los últimos años es Lío embarazoso. Como sucedía hace apenas un año con Separados, de Peyton Reed, Lío embarazoso es una comedia que provoca más de una sonrisa congelada y que en todo momento recuerda el carácter transitorio de cuanto sucede a los protagonistas, además de la continua posibilidad de que su relación se destruya en cualquier instante. Al fin y al cabo, Judd Apatow no es un funcionario de la comedia, como puedan serlo Chris Columbus (Rent) o Tom Shadyak (Como Dios); es más un autor, similar hasta cierto punto a Andrew Bujalski (el director de Funny Ha, Ha y Mutual Appreciation, dos películas maravillosas que alguien debería animarse a distribuir por aquí) o a Noah Baumbach (Una historia de Brooklyn). De lo que no cabe duda es de que Judd Apatow no es tanto un constructor de situaciones cómicas cuanto un analista que sabe tamizar la realidad con el filtro del humor. Menos mal, eso sí, que no cae en las tendencias hiperbólicas de Kevin Smith (Clerks) ni en el mal gusto de los creadores de South Park, Trey Parker y Matt Stone.
Zoolander (Ben Stiller, 2001) Zoolander (Ben Stiller, 2001)
Su ritmo de un chiste por minuto acerca Zoolander a esas comedias de los años ochenta de la factoria Zucker, Abrahams y Zucker (ZAZ) a las que los distribuidores españoles decidieron apellidar "...como puedas". Sin embargo, esta utilización cómica del de por sí cómico mundo de la moda, dirigida por Ben Stiller, se suele considerar como uno de los hitos del nacimiento de la NCA. La historia de Derek Zoolander, el supermodelo que se ve desplazado por un jovenzuelo porque no sabe girar a la izquierda en la pasarela, logra sus momentos más hilarantes cuando se lanza a la parodia de los "estilos de vida" contemporáneos. Buena muestra de esta sátira neocostumbrista es la casa new age del rival de Zoolander, un loft neoyorkino en el que cohabitan sin problemas un half pipe para monopatines con unos monjes budistas con sus cabritas. Por si todo esto no fuera suficiente para convencer a los escépticos, ese mito viviente del cine de autor estadounidense llamado Terrence Malick (La delgada línea roja, Malas tierras), se ha encargado de propulsar el estatus de culto de la película tras confesar que se sabe de memoria todos y cada uno de sus diálogos. Según Malick, Zoolander es la, ejem, mejor película estadounidense de la última década.

Dick y Jane: ladrones de risas (Dean Parisot, 2005) Dick y Jane: ladrones de risas (Dean Parisot, 2005)
Las películas de Judd Apatow, director de Virgen a los cuarenta y Lío embarazoso y productor de Supersalidos, son acusadas a menudo de desprender cierto tufillo conservador. Bien, suponemos que Apatow siempre podrá alegar haber escrito el guión de Dick y Jane: ladrones de risa, corrosiva historia surgida al calor del escándalo Enron. De hecho, a su manera, Dick y Jane forma junto al documental Enron: los tipos que estafaron a América (2005) un más que interesante díptico frívolo/informativo sobre el caso que puso en evidencia el sistema financiero estadounidense. El ingenuo Dick Harper (Jim Carrey) es ascendido a vicepresidente de Globodyne minutos antes de que la empresa quiebre por los chanchullos de sus mandamases. En una ascensión y caída meteórica, Dick y su adorable mujer, Jane (Téa Leoni), ven con horror como su lujosa casa, sus ostentosos coches y sus amistades se desvanecen de repente para convertir su vida en un hilarante infierno dickensiano. Irritado por haber sido estafado por el sistema, Dick decide tomarse la justicia por su mano para sacar adelante a su maltrecha familia... Al final, triunfan los buenos y los malos reciben su merecido, pero el mensaje último de la película no deja lugar a ambigüedades: debajo de la manzana podrida (Enron) hay otra manzana podrida...

Matrimonio compulsivo (Peter y Robert Farrelly, 2007) Matrimonio compulsivo (Peter y Robert Farrelly, 2007)
Un desarrollo de guión frecuente en la NCA consiste en comenzar con una situación de comedia romántica y proceder a distorsionarla hasta convertirla en delirio cómico. Esta es la especialidad de los hermanos Farrelly (Algo pasa con Mary) y en Matrimonio compulsivo la practican con especial maestría, eso sí, con la colaboración inestimable de un Ben Stiller en estado de gracia para el gag visual. Uno de los aspectos que más sorprenden de Matrimonio compulsivo es su estructura narrativa compuesta a partir de cuatro o cinco momentos en los que se encadenan varios gags memorables (el ataque de risa es inevitable) sobre un fondo general de notable sobriedad. En palabras del crítico Ramón Freixas, "con Matrimonio compulsivo, los Farrelly recuperan su insolencia (bromear a costa de la inmigración ilegal), su capacidad de conciliar lo dulce y lo agrio (o cómo convertir en acidez la ternura), ganan enteros formalmente merced a una puesta en escena elegante y contenida, controlan su tendencia a lo grotesco (...) y sabotean el ideal romántico."

Supersalidos (Greg Mottola, 2007) Supersalidos (Greg Mottola, 2007)
La situación no puede ser más conocida: es el último día de instituto y hay que perder la virginidad como sea. A partir de aquí se desata un torbellino hilarante de equívocos que pone sobre la mesa lo extremadamente complicado que resulta ser un adolescente pajillero. Aunque se suele decir que las películas del productor Judd Appatow en general, y Supersalidos en concreto, están cargadas de nostalgia adolescente, lo cierto es que no se pueden hacer más putadas en un guión a dos pobres críos que sólo quieren meterla en algún lado. Significati-vamente, el momento álgido de Supersalidos se produce cuando los dos protagonistas intentan conseguir bebida en una fiesta de veinteañeros donde las relaciones sexuales son reales, los adolescentes observan la situación con horror e intentan huir angustiados dando lugar a una segunda avalancha de momentos ácidos. Alejandro García Calvo, crítico de Dirigido por, dice a propósito de Supersalidos: "Entre vómitos, atropellos, manchas menstruales, puñetazos y salivazos discurre esta aventura de fin de curso. No estamos lejos de clásicos del género como Desmadre a la americana, Los incorregibles albóndigas o Porky’s, pero a diferencia de comedias teens contemporáneas –American Pie, Road Trip o Colega, ¿dónde está mi coche?– ésta sobresale tanto por su inacabable capacidad para encadenar situaciones de lo más zumbado sin que decaiga el ritmo narrativo, como por hacer creíbles (y cercanas) las preocupaciones de los personajes. (...) Por eso da igual cuánto hace que uno superara la pubertad, las imágenes de Supersalidos acaban remitiendo hacia una estupidez pretérita, muy americana, pero a la vez muy cercana."

Lío embarazoso (Jude Apatow, 2007) Lío embarazoso (Jude Apatow, 2007)
La segunda película de la factoría Apatow estrenada el pasado año transmite la sensación de haber sido producida pensando en hacer un clásico del género. Con una trama sin demasiados sobresaltos, Lío embarazoso recoge el clásico argumento del choque entre dos mundos. En este caso, un fumeta que vive con sus colegas con la única preocupación de llenar sus pipas de mandanga se ve unido irremediablemente a una exitosa presentadora de televisión que, sin duda, tenía otros planes para su futuro. A partir de este choque cultural entre ganadores y perdedores, Lío embarazoso entra de lleno en una sátira de "estilos de vida" con una crítica ácida pero amable de ambos mundos lo suficientemente equilibrada y convincente como para imponerse al conservadurismo "ambiente" que transmite el desenlace de la película. Las comparaciones con Supersalidos son inevitables y aunque ésta sea mucho más frenética y delirante que Lío embarazoso, lo cierto es que ambas películas tienen muchos elementos en común; como afirma el crítico Jaime Pena en una reciente artículo de la edición española de Cahiers du Cinéma, las dos tratan "sobre los obstáculos que hay que vencer para alcanzar la madurez. Al fin y al cabo, son películas con y para adolescentes, si bien no renuncian a ampliar su espectro de audiencia. Construidas a partir de unos personajes que han de luchar contra su propia caracterización genérica, es decir que se sirven de sus tópicos para luego violentarlos e ir contra ellos (o quizás tan solo hacerlos evolucionar, crecer), con sendas galerías antológicas de secundarios (desde la sucesión de ginecólogos de Lío embarazoso a la pareja de policías de Supersalidos), estas dos divertidísimas comedias, elegantes y escatológicas a un tiempo, dejan el amargo poso de melancolía que caracteriza el cine de Judd Apatow."




5 comentarios a Nueva comedia americana. Miedo a un planeta adulto

1. «Hola, a mi me gusto bastante Lio embarazoso , me encanta el toque tan personalizado de Judd Apatow y el uso del sentimiento de mlancolia que hace.»


Dicho por Generic Viagra el Thu 15-10-2009 13:51 (UTC)


2. «Ojalá que de verdad sea algo diferente, porque como lo mencionaron al principio, las películas siempre tratan de lo mismo.»


Dicho por Viagra Online el Thu 15-10-2009 15:17 (UTC)


3. «Las comedias de Jim Carrey siempre me han llamado mucho la atención, y en esta oportunidad me divertí mucho de ver todas las travesuras que hacía con su pareja.»


Dicho por Sildenafil Citrate el Thu 19-11-2009 17:32 (UTC)


4. «Las comedias de Jim Carrey siempre me han llamado mucho la atención, y en esta oportunidad me divertí mucho de ver todas las travesuras que hacía con su pareja.»


Dicho por Sildenafil Citrate el Thu 19-11-2009 17:32 (UTC)


5. «hola amigos gracias por este blog sobre Nueva comedia americana. Miedo a un planeta adulto»


Dicho por thyroid t3 hormones el Fri 26-03-2010 19:11 (UTC)




Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿Animal de cuatro patas que ladra?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo