Web www.ladinamo.org
29.LDNM - Sep-Mar 2009
Actualidad
The Onion. "Lo importante es reírse de la persona adecuada"
David Shankbone (Wikinews)
Si la semana se pone agobiante, siempre existe una web a la que acudir para reírse un rato a costa de la actualidad más rabiosa. Se llama The Onion (la cebolla) y se dedica a diseccionar la actualidad global con un enfoque cáustico. Armados con un impresionante conocimiento del medio periodístico, sus redactores –que también publican un periódico en papel de difusión gratuita en Estados Unidos– resultan muchas veces tan incisivos como los ensayistas más documentados. En esta entrevista reciente se desvelan los métodos de este exitoso proyecto humorístico.
¿Cómo se deciden las historias de The Onion?

Chet Clem, responsable de contenidos: Lo hacemos todo al revés. Empezamos por el titular y luego desarrollamos la noticia, justo lo contrario de lo que haría el New York Times, donde se escribe una historia y luego la entregan a un editor especializado en titulares para que encuentre un gancho. Nosotros empezamos con un chiste. Cada semana, oímos entre seiscientas y ochocientas ideas para titulares. Se recopilan cada lunes a partir de las propuestas de nuestra redacción y de un pequeño grupo de colaboradores externos. Ese mismo día se reducen a unas cien y el martes hay tormenta de ideas con el consejo editorial, que se compone de unas quince personas.


En la mayoría de los medios hay una serie de celebridades "fijas" a las que prestan especial atención. Por ejemplo: hay revistas donde cada semana aparece Britney Spears. ¿Tiene The Onion personajes recurrentes?

Clem: No necesariamente. No somos tan inmovilistas. Nos interesa capturar el zeitgeist más que otra cosa. Además de reírnos de los personajes populares, nos interesa desmontar la forma en la que la prensa retrata a esos personajes. Atacamos el modo en que la revista People refleja a Britney tanto como a la propia Britney.


¿Cuáles son los límites de The Onion?¿Hay algo de lo que nunca os vayáis a reír?

Clem: No tenemos ningún tipo de fronteras. Nuestro método consiste en que los colaboradores veteranos enseñen lo que saben a los colaboradores nuevos. Carecemos de libro de estilo, más bien nos basamos en el consenso de la oficina. Hay diálogo en la redacción. Si un titular nos hace gracia lo usamos. Hace tiempo alguien dijo "Hoy no hay noticias de Jennifer López". Nos reímos y acabó siendo un artículo. Esa fue la reacción que tuvimos ante la saturación de reportajes sobre su vida privada en US Weekly o Time.

Sean Mills, presidente de The Onion: La originalidad del enfoque es importante. Queremos evitar la inercia de las redacciones de noticias y de los late night de humor de la televisión. No hay por qué hacer el chiste a las veinticuatro horas de que algo pase.


¿Se podría decir que vuestro trabajo consiste en haceros reír los unos a los otros?

Mills: La mejor analogía que he encontrado es que se parece a una cata de vinos. Es en plan "mmm… esto tiene su gracia". No es que estemos todo el rato cayéndonos de la silla. Es más sutil y matizado de lo que la gente se imagina.


Si alguien pierde la gracia una temporada, ¿se le despide?

Mills: Tenemos un exigente proceso de selección laboral. Cuando llegas a conseguir un contrato significa que eres tan rematadamente hilarante que lo más probable es que te vaya bien en la redacción. Pero, bueno, si alguien pierde la gracia lo echamos a patadas de la forma más sádica posible.


¿Existen territorios vedados a la hora de hacer bromas?

Clem: Bueno, tenemos una lista de palabras prohibidas. Hay áreas donde no queremos meternos, pero siempre andamos pisando la línea.


¿Nos puedes poner un ejemplo?

Clem: Hay asuntos delicados, como los derechos de los gays, la guerra de Iraq y la pedofilia. Pero, más allá de eso, para nosotros, lo importante es reírnos de la persona correcta.


¿Habéis despertado las iras de alguna minoría o grupo de presión concreto?

Clem: Somos muy respetuosos. Intentamos ofender por igual a todo el abanico étnico y religioso. Todo el mundo es nuestro objetivo.


¿Recibís cartas de amenaza?

Clem: De vez en cuando. No es un bombardeo continuo.


¿Cuál es el asunto que más irrita a los lectores?

Clem: Cualquier cosa que les afecte personalmente. Por ejemplo dicen "me encantan vuestros chistes sobre violaciones y asesinatos, pero no habléis de cáncer porque mi primo lo tiene". O bien "me parto con vuestros chistes sobre cáncer, pero no habléis de violación porque a mi primo lo violaron". Son ejemplos extremos, pero el tono general de los lectores muestra que son más sensibles a las cosas que les afectan. ¿Recuerdas esa escena de Loca academia de policía donde uno de los agentes estampa su moto contra un establo y acaba con la cabeza en el culo de un caballo? Pues escribimos un artículo titulado "No tiene gracia, mi hermano murió así".


¿Quiénes son vuestros lectores? Teniendo un semanario gratuito y una página web será complicado hacerse una idea.

Mills: Estamos en la cima de nuestra popularidad. A finales de 2007 teníamos cinco millones de usuarios únicos según nuestra empresa de medición: Omniture. También tenemos una web de espectáculos, The AV Club, que ha superado el millón de usuarios únicos. La tirada de la edición impresa de The Onion es de 720.000 copias. Se reparten todos y suponemos que cada ejemplar lo leen tres personas de media. Calculamos que cada chiste que escribimos llega a unos siete millones de personas en total.


¿Cómo se manejan tragedias tan delicadas para los estadounidenses como el huracán Katrina o los ataques a las Torres Gemelas?

Clem: Con el Katrina la cuestión es que muchos lo intentaron hacer pasar por un desastre natural cuando, en realidad, fue un fallo de la Administración. En cuanto se fue esclareciendo, ya sabíamos por dónde enfocarlo. La verdad es que ahí lo tuvimos más claro que con el ataque al World Trade Center, que nos pilló un poco por sorpresa.

Mills: Podemos hablar de cosas que afectan a los estadounidenses sin hacérselo pasar peor. Con el Katrina nos centramos en la incompetencia gubernamental, con el 11 de septiembre publicamos historias como "Bush pide contención a los compositores de baladas" o "Mujer no sabe qué hacer, así que cocina un pastel con barras y estrellas". Hay que poner un toque de arte. Sin creatividad el humor puede quedar reducido a mala leche. Nuestra redacción medita mucho qué enfoque va a adoptar respecto a cada tema.

www.theonion.com
Titulares de chiste que colaron en los medios
La realidad que vivimos resulta tan delirante que algunos titulares de The Onion han pasado por verdaderos. Abundan los periodistas y redacciones que confundieron sus sátiras con noticias. En España se ha dado el caso más extremo. En mayo de 2003 el diario El Mundo publicó en su edición impresa que "Un nuevo reality show de la cadena televisiva Fox busca presidente para Iraq". La noticia, sacada de The Onion sin citar la procedencia, explicaba que Fox estaba preparando un concurso llamado Appointed by America cuyo objetivo sería buscar al estadounidense más indicado para gobernar el país árabe durante la postguerra. Parece que la "rabiosa actualidad" no siempre deja tiempo para confirmar las fuentes.

En vez de disculparse ante sus lectores, el rotativo madrileño optó por una "fe de erratas" que decía lo siguiente: "El pasado lunes publicamos que la cadena de televisión estadounidense Fox buscaba presidente para Iraq en su programa Appointed by America. Dicha noticia fue difundida por la revista The Onion. El diario El Mundo se hizo eco de ella, pero resultó ser falsa". El remedio fue peor que la enfermedad, ya que obviamente no se trataba de una errata, sino de confundir una web de humor con una de información. Ahí van algunos detalles reproducidos por El Mundo: "El general estadounidense retirado Jay Garner se encargará de presentar el programa, auspiciado por el Pentágono, mientras que los famosos elegidos para formar parte del jurado son el coreógrafo Toni Brasil, el actor Kevin Sorbo y el conocido estilista Vidal Sazón" (suponemos que el procesador de texto "corrigió" Vidal Sassoon).

No es la única colada mítica. The Onion público en 2000 un texto titulado "Los libros de Harry Potter incitan a los niños al satanismo". La escritora estadounidense Helen McKay, además de otros periodistas y webs cristianas, usaron citas textuales del artículo como si fuera real. Las confusiones propiciadas por The Onion han llegado hasta China. El diario Beijing Evening News publicó en 2002 que "El Congreso de los Estados Unidos amenaza con abandonar Washington DC si no les construyen un nuevo Capitolio". La historia era una broma sobre los faraónicos estadios deportivos de EE UU. The Onion señalaba que los congresistas habían pedido que les construyeran una cúpula retráctil para ver el cielo o se marcharían a Memphis o a Carolina del Norte (como los equipos de béisbol que cambian de ciudad según lo que les ofrezcan). El noticiero chino recogió hasta la foto trucada. Al igual que El Mundo, su "fe de erratas" se salió por la tangente: "Parece que hay algunos periódicos en Estados Unidos que ganan dinero imprimiendo mentiras". Terminamos el zapping con un ejemplo de 2008: varios sitios de Internet se creyeron la "noticia" de que un niño enfermo había hecho quebrar la fundación "Pide un deseo" al solicitar "poder pedir infinitos deseos".

Tariq Gómez-Kemp


Los diez mejores titulares de The Onion
"Corea del Norte hace detonar cuarenta años de Producto Interior Bruto"
(Tras las pruebas nucleares de Corea del Norte en 2006)

"Estados Unidos acaba la Guerra de Iraq en un meritorio segundo puesto"

"Martin Luther King: ‘He tenido un sueño muy raro’"

"Una balada country de desamor paraliza el transporte por carretera"

"Microsoft patenta los unos y los ceros"

"Se dejan por error a John McCain en el autobús de campaña toda la noche"

"Los republicanos piden a las minorías que voten en masa el día 3 de noviembre"
(Las elecciones eran el 4 de noviembre)

"Saddam Hussein gobierna su celda con mano de hierro"

"Las drogas ganan la guerra contra las drogas"

"El timador internacional Barack Obama deja Estados Unidos con ochenta y cinco millones de dólares en donaciones de campaña"

Albin Senghor




0 comentarios a The Onion. "Lo importante es reírse de la persona adecuada"



Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿De qué color es el cielo?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo