Por Darwin Palermo

Sven Lindqvist anuncia en su web la próxima publicación en inglés de Terra nullius. A Journey through No One’s Land [Terra nullius. Un viaje por tierra de nadie], un ensayo publicado en Suecia en 2005 en el que vuelve sobre la sangrienta historia del colonialismo europeo y sus ramificaciones actuales. En Terra nullius Lindqvist, uno de los ensayistas europeos más inteligentes y originales, estudia cómo los defensores del colonialismo trataron de justificar sus atrocidades combinando dos discursos complementarios: la “teoría” de las razas condenadas a la destrucción y la noción de la “tierra de nadie”.

Durante la mayor parte del siglo XIX y buena parte del XX, se extendió en Occidente la idea de que lo que se conocía como “razas inferiores” –o sea, los habitantes de los territorios de Asia, América, África y Oceanía que Europa pretendía dominar– estaban condenadas a la extinción: su desaparición era un destino ineluctable decretado, según el caso, por Dios o la Naturaleza. Complementariamente, Occidente recurrió a la ficción legal de la “terra nullius” para justificar su expansión mundial y, muy en particular, de la invasión británica de Australia. Las tierras aborígenes se declaraban tierra de nadie, amparándose en la idea de que estaban habitadas por pueblos que no tardarían en desaparecer (por supuesto, si la extinción se retrasaba, siempre se podía echar una mano para acelerar el proceso). En palabras de Lindqvist, “La doctrina de las razas condenadas y el concepto de terra nullius tendían a combinarse en una profecía autocumplida, legitimando actos de expropiación, violencia en masa y genocidio”.

Terra nullius continúa algunas de las líneas de investigación de Exterminad a todos los salvajes (Madrid, Turner, 2004), donde Sven Lindqvist rastrea el origen del concepto y la práctica de exterminio, que a menudo se han entendido erróneamente como una desgraciada anomalía histórica característica exclusivamente del nazismo. Por el contrario, Lindqvist demuestra que los nazis recogieron y desarrollaron las prácticas cotidianas de todas las potencias coloniales decimonónicas y no sólo, como en ocasiones se ha mantenido, del rey Leopoldo de Bélgica. A partir de una frase de El corazón de las tinieblas, explica como se distintas teorías racistas se utilizaron para legitimar el asesinato y el sometimiento sistemático de millones de personas en un proceso de expansión que facilitó la moderna industria armamentística. Precisamente Historia de los bombardeos (Madrid, Turner, 2002) es una aproximación a las atroces transformaciones bélicas que produjo la aparición de la guerra aérea. En este ensayo, tal vez uno de los pocos realmente imprescindibles que se han publicado en los últimos años, Lindqvist ahonda en las similitudes entre las guerras coloniales y las masacres de las dos guerras mundiales –en particular el bombardeo por parte de los aliados de la población civil alemana y japonesa con bombas incendiarias– y Vietnam.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 262 user reviews.

Una respuesta a “”

  1. laura engels
    enero 8th, 2007 11:04
    1

    Yo, que soy bastante filstea y casi nunca leo ensayo (y cuando lo hago, me aburro como una mona) he de decir que la Historia de los bombardeos es un libro impresionante, tanto por lo que cuenta como por lo tremendamente entretenido que resulta leerlo.

Deje un comentario