Por DJ Shuffle

Se recalienta la campaña electoral. No por lo animado del debate, sino por su sabor a plato precocinado en el microondas. Visto lo visto, es probable que optemos por la dieta de Philip K. Dick para escapar de la realidad que nos rodea. Lean, lean más abajo, pero no la confundan con «La dieta de las mil calorías».

“El candidato a la alcaldía abrió su oficina electoral al lado de la Puerta del Sol y se pudo comprobar inmediatamente dos cosas: primero, que la mayoría de las personas que saludó en la plaza no tenía mucha idea de quién era, y segundo, que Sebastián trabaja por su cuenta, sin apoyo que se aprecie del Partido Socialista de Madrid (PSM). Es cierto que su candidatura salió de la Moncloa y que quienes dirigen el PSM no tienen, por tradición, tendencia a dar alas a los recién llegados, pero aun así resulta demasiado evidente la falta de apego. Sebastián sacará muchos o pocos votos, pero, desde luego, no será gracias al despliegue de la organización socialista madrileña, que no se molesta siquiera en reseñar sus actos de campaña en su página web oficial” (Soledad Gallego Díaz, El País, 12 de mayo de 2007). El PSM a muerte con Miguel Sevaahostiar.

“España dará este verano el paso definitivo para convertirse en el tercer país (tras Estados Unidos y Reino Unido) que cuenta con el misil Tomahawk, máximo exponente del poder militar estadounidense en guerras como las del Golfo, Kosovo, Afganistán o Irak (…) 24 misiles, con un coste de 72 millones de euros (…) Con todo, lo más difícil no es tener el Tomahawk, sino ser capaz de usarlo autónomamente; es decir, no depender de EE UU para cada empleo. Sin esta autonomía, el efecto disuasorio se vería seriamente mermado, pues el eventual enemigo podría dirigirse directamente a EE UU sin necesidad de entenderse con España.
Fuentes militares reconocen que, en una primera fase, la capacidad de la Armada española no irá mucho más allá de «apretar el botón», mientras que la selección de blancos estará en manos de EE UU. El uso del Tomahawk se limitará a las ocasiones en que las Fuerzas Armadas españolas operen en coalición con EE UU”
(El País, 14 de mayo de 2007). Esto tiene que ser un chiste inédito de Gila porque sino no se entiende.

“Durante toda su vida, el escritor de ciencia-ficción Philip K. Dick quiso ser un escritor literario serio. Pero Dick, que consumía hasta un millar de anfetaminas a la semana, era más que un poco paranoico. (…) Existe un indudable elemento autobiográfico en las novelas de Dick; parecen la obra de alguien que conoce de primera mano las alucinaciones. Lawrence Suttin, que ha escrito la biografía definitiva de Dick, afirma que éste sólo tomó LSD un par de veces y que no le gustó especialmente. Por otra lado, su régimen habitual de anfetaminas y barbitúricos, que se zampaba a puñados, sin duda era suficiente para jugarle malas pasadas a su cabeza (…) Sin embargo, sus libros no son sólo alucinógenos. Los mejores son visionarios o surrealistas de un mondo en que la literatura estadounidense, tan anclada en la realidad y la observación, rara vez logra ser” (Charles McGrath, The New York Times, 6 de mayo de 2007). ¡1000 anfetaminas a la semana! Ríete tú de la Organización Mundial de la Salud y los mods de Quadrophenia.

«Este fin de semana lo he pasado en Madrid. El jueves llegué por sorpresa como regalo de cumpleaños para Carli. A pesar de sospechar algo al pobre casi le da un infarto cuando me encontró apoyada en el capó de su coche aparcado en el ABC de Serrano donde pensaba ir al gimnasio durante el rato libre que le quedaba entre una reunión y otra. Después de un día tan completo le llevé de cena romántica a Sula, que es mi nuevo descubrimiento en restaurantes de Madrid.
Además de disfrutar de un trato excelente es una fusión de la cocina tradicional mediterránea de mejor calidad con toques originales y tapas vanguardistas. El viernes pasé el día con mi familia a la cual también sorprendí con la visita cuando me vieron aparecer por casa.
Quien sacó el mayor beneficio con mi llegada fue la pequeña Claire. Un nombre así de cursi para el cachorro de Mini-Pinscher que va revolucionado todo mi entorno allá donde me acompaña. Al nuevo miembro de la familia le traje un montón de regalos y gadgets de lo más cool de la tienda Trixie & Peanuts en la East 20th Street Por la noche celebramos el cumple de Carli con una cena en Crono y unos bailes en el reservado de Sabay arropados por todos nuestros amigos.
Fue genial poder reunir tanta gente querida y pasarlo tan bien juntos. Y hablando de nuevos miembros, el sábado fui a darle la bienvenida a Ivancito que con tan sólo 5 días de vida, sus morritos y su pelo estilo Madox es el recién nacido más mono del mundo. Esta vez ha sido bastante breve, pero totalmente worth it!»
(26 de marzo de 2007, blog de la modelo Nuria de la Fuente en www.vogue.es). Hay otros mundos, pero están en este. No se pierdan posts con títulos como «Vestida de novia en Punta Cana» o los simpáticos comentarios que dejan sus amigas «modeluquis».

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 258 user reviews.

3 respuestas a “”

  1. maelstrom balboa
    mayo 19th, 2007 07:51
    1

    No tengo nada en contra del libro de Suttin, pero la mejor biografía de Ph. K. Dick es sin ningún género de dudas «Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos», de Emmanuel Carrère. Es un libro alucinante. Merece la pena leerlo incluso si no se conoce una sola página de Ph. K. Dick.

  2. pasarón
    mayo 20th, 2007 21:05
    2

    «Totalmente worth it» dice… adoro a las pijas de mi ciudad…

  3. Iván
    mayo 22nd, 2007 11:53
    3

    1. ¡Qué vida tan trepidante la de la modelo!

    2. ¡ya te digo!, mil pastillas por semana… este tío qué se comía, ¿paellas de anfetas????

    PD: Me llamo Iván, pero NO soy el ivancito de Nuria de la Fuente.

Deje un comentario