Por Karim Sambá y DJ Shuffle

Es realmente complicado elegir las citas de la semana sin recurrir a la actualidad política polaca. En efecto, (presuntas) frases como “un teletubbie abusó de mi pequeño” o “linchemos a ese puto comunista” son demasiado contundentes como para pasarlas por alto. No obstante, esta semana vamos a obviar el delirio polaco y centrarnos, más o menos, en el de aquí.

“Tres días después de la matanza de la Universidad de Virginia, 30.000 norteamericanos abarrotaron la feria de tiro de Knob Creek, en Kentucky, el mayor parque temático de armas del mundo. Los niños son bienvenidos (…) Una de las atracciones más populares de Knob Creek es la que ofrece la posibilidad de disparar con lanzallamas por 65 dólares. Por 75 dólares se puede dinamitar un coche, y por 125 se puede volar un vehículo utilizando napalm” (Yolando Mongue, periodista, EPS, 27 de mayo de 2007). ¿Y por 200? Hagan sus apuestas.

«De campaña local se ha hablado poco. De crispación y bombardeo de temas nacionales, mucho. Si no fuera por la prensa y los medios locales parecería que este país no tiene problemas inmediatos urbanos, vecinales, ciudadanos. Algunos reporteros de medios nacionales lo han comentado durante la campaña: los jefes sólo compran la crispación, los temas cotidianos quedan para la prensa local» (Juan Varela, blog Periodistas 21, 27 de mayo de 2007).

«En “La loca” también dices: “No me gusta la política”. A mí me parece que darle la espalda a la política es un voto a la derecha.

Pero, ¿tu estás loco?

- Te lo digo porque creo que tus canciones son muy políticas. Puede que a menudo confundamos la política con la clase política.

Es que… no me creo nada de eso. A lo mejor no es la palabra que tenía que haber cogido. Mis letras hablan de un cambio de conciencia, de saber que podemos hacer un mundo mejor, arreglar todo lo que está pasando. Creo que el pueblo tiene el poder para hacer lo que quiera, pero no dentro de esta falsa democracia que nos están vendiendo. ¿Qué cojones de democracia es esta? Y luego están criticando todo el rato a Fidel Castro. Esto me parece que es hablar mierda gratis. Que si aquí hay democracia y aquello es una dictadura… Vamos a pararnos y no hablar tan rápido» (Mala Rodríguez, Rockdelux, Junio 2007).

“Es la guerra. La guerra para conseguir un comprador de casa en la novena edición del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA). Prueba de ello es que, este año, el grupo Shebel ha introducido en el IFEMA un tanque bajo el lema “la mejor arma para gestionar tu promotora”. El tanque es sólo un signo de la agresividad que despliegan las más de 800 empresas expositoras para colocar más de 1.000 promociones de obra nueva en un momento en el que la demanda tiene los bolsillos vacíos y las carteras cerradas (…)

Y lo cierto es que, a diferencia de otros años, los pasillos y las mesas donde otrora se cerraban operaciones a tutiplén, están vacíos. “No se nota la alegría de 2003. Esto ya no da más de sí”, asegura un expositor (…)

El caso es colocar el numeroso producto inmobiliario que este país genera cada año, que se acerca peligrosamente al millón de unidades. Para ello, las armas que se utilizan van desde la transformación de las dulces azafatas en agresivas comerciales hasta, por supuesto, los descuentos y regalos.

«Vuelven los 80. Pero tranquilo, no vuelven las mallas ni las posturitas», es el slogan de Promhogar en una de las mejores campañas de todo el SIMA, no tanto por desperdigar por el recinto chavales ochenteros disfrazados de Alaska y los Pegamoides, sino porque ofrece “tu casa desde 80.000 euros”. El Grupo Dico, por ejemplo, regala un año de hipoteca; Pinar un Mercedes clase C; Aifos te amuebla la casa; unas empresas dan viajes y otra hasta te llena la nevera” (El Confidencial, 31 de mayo de 2007).

¡Hola de nuevo! No creáis que ya me había olvidado de vosotros, ni mucho menos. Simplemente estos últimos quince días han sido una locura. Desde el pasado post he viajado a Dallas en dos ocasiones y he vuelto a Münich por quinta vez en lo que va de año.

No hay mucho que contar de Dallas excepto que estuve trabajando para dos grandes almacenes norteamericanos y no tuve tiempo de conocer demasiado la ciudad. De lo que sí tuve tiempo es de fijarme en sus calles vacías. Supongo que por el calor la gente se encierra en los centros comerciales con el aire acondicionado a tope.

Otra zona que descubrí fue el West Village -poco tiene que ver con el de NYC- pero es agradable para pasear y tomar algo en una de las terracitas, además hay un cine independiente que proyecta películas muy buenas. También os recomiendo un restaurante japonés, Steel, aunque siempre esté lleno merece la pena sentarte en el sushi bar y ver al chef cómo prepara los platos variados.

En NYC, celebramos el cumpleaños de nuestro amigo Carlito y la triste despedida de Hamish -que nos abandona para emprender su nueva vida en Londres. Organizamos una cena de veinte personas en Lucky Strike (de los dueños de Baltazar y Pastis). No todos se animaron a salir y acabamos los mismos de siempre bailando en un nuevo local, el más cool del Meet Packing District, Socialista, decorado al estilo cubano y de acceso extremadamente restringido, igual o peor que en la puerta de Bungalow 8” (Blog de la modelo Nuria de la Fuente en www.vogue.es, 30 de mayo de 2007). Insistimos: hay otros mundos, pero están en este. Ah, dos cosillas: 1) Los dueños de un chiringo llamado Baltazar y Pastis no pueden ser trigo limpio. 2) Carlito, motherfucker, ¡felicidades!

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 276 user reviews.

8 respuestas a “”

  1. Andresillo
    junio 2nd, 2007 00:33
    1

    Venía leyendo la entrevista de La Mala justo ahora mismo. Comprendo que no es bueno caer en la autoindulgencia ni en los complejos de superioridad a los que tan facilmente nos prestamos en Europa, pero coño, no se puede hilar menos fino. España es una democracia, con todos los matices y peros que uno le quiera poner, y Cuba es una dictadura. «Y respecto a Cuba, creo que es un lugar único en el mundo donde todos se sienten personas sin pagar el alto precio que se paga en otras sociedades», dice. Todos los que quedan después de que la mitad se hayan lanzado al mar y a otros tantos se los hayan pasado por la piedra por opositar, creo que quería decir.

  2. Happy Jack
    junio 5th, 2007 11:35
    2

    Los comentarios de La Mala Rodríguez me parecen lamentables. La señora, al igual que ETA, opina que España es una falsa democracia. Afortunadamente para ella (y para nosotros), en esta «falsa democracia» puede expresarse con libertad y sus derechos fundamentales están garantizados jurídicamente. En Cuba, sin embargo, hay personas encarceladas por discrepar de la línea de pensamiento oficial.

    Por cierto, totalmente de acuerdo con la opinión del entrevistador: la apatía política y comentarios del tipo «todos los políticos son iguales» sólo benefician a la derecha.

  3. Gunter Nkrumah
    junio 5th, 2007 12:02
    3

    «En esta “falsa democracia” puede expresarse con libertad y sus derechos fundamentales están garantizados jurídicamente»

    Siempre que se plantea alguna crítica a la democracia «realmente existente» tiene que salir algún aguerrido votante del PSOE a cerrar en falso el debate recordandonos lo privilegiados que somos porque no sólo podemos elegir entre Solbes y Rato sino que además se nos tolera cagarnos en Dios porque sólo podemos elegir entre Solbes y Rato.

    Si la cosa está tan clara, no entiendo porque saltan a la mínima.

  4. Happy Jack
    junio 5th, 2007 23:00
    4

    Confundes hacer crítica con hacer demagogia. Estoy a favor de lo primero pero no de lo segundo. Ninguna democracia es perfecta pero justificar una dictadura con frases como «Me di cuenta de que la situación que viven allí (por Cuba) es más democrática que la nuestra», que puedes leer en la misma entrevista, me parece vergonzoso.

  5. Simón de Rondó
    junio 5th, 2007 23:19
    5

    Desde luego que la Mala se ha salido del tiesto en la entrevista de este mes del RDL. De acuerdo que cada uno expresa lo que le viene en gana (que en eso consiste la democracia en este pais), pero en mi modesta opinión, debería limitar el mensaje de sus canciones a la realidad que conoce. Ella se maneja mucho mejor en las distancias cortas, da la impresión de ser una persona capaz de calarte a la primera, y lo mejor es que lo hace con mucho estilo. Así, me permito el lujo de sugerirle que para la próxima reedición del mediocre «Malamarismo», sustituya ese «no me gusta la política por un «me estoy quedando raquítica», y así, de paso, hace un poco de autocrítica.

    Y es que parece que hay gente que con la edad va para atrás, como los cangrejos.

  6. Abraham
    junio 6th, 2007 01:33
    6

    Cualquiera que haya oido a La Mala habrá reparado en que no tiene madera de lider de opinión, que lo suyo, como dice Simón, es otra cosa. Asi que igual no hay que tomarse tan en serio lo que responde a una pregunta de política en una revista musical. Si la han dejado en la entrevista es seguramente para que nos hagamos una idea de cómo piensa y como se expresa, supongo.

  7. Gunter Nkrumah
    junio 6th, 2007 08:29
    7

    Demagogia:

    «La señora, al igual que ETA, opina que España es una falsa democracia»

    Mientras La Mala no ponga bombas lo de al igual que ETA es un pelín engañoso. O si prefieres metemos a ETA cuando opinemos de cualquier cosa. Ejemplo, a mi, al igual que a ETA, me pareces un paniaguado del PSOE.

    Más demagogia:

    «comentarios del tipo “todos los políticos son iguales” sólo benefician a la derecha»

    Aquí no hay ningún problema, al PSOE se le escapa media España por la izquierda porque hay mucho ingrato dispuesto a hacerle el juego a la derecha. ¡Que se vayan a Rusia!

    Demagogia por demagogia, prefiero la de La Mala. Es un poco más divertida que la vuestra.

  8. Andresillo
    junio 6th, 2007 23:26
    8

    RATATATÁ! Asi, a bocajarro: «la vuestra», que debe ser que hacemos pelotón o algo.

    Por otra parte, ¿tan mediocre es Malamarismo? Ya he oido/leido unos cuantos comentarios en esa línea y en una primera escucha no me pareció mal. Quizás saliera bien parado por ayudar a quitarme de encima el regusto a meada tibia que me dejó el nuevo de Björk (18 putos euros, con éste ha perdido un comprador garantizado), pero no parece un disco pobre.

Deje un comentario