Por Karim Sambá

Lisa: Has hecho la declaración de la renta, ¿verdad, papá?
Homer: Pues claro que sí, la hice hace más de un año.
Lisa: Pero papá, esa es la del año pasado, no la de este.
Homer: Ouh!!!

¿Es usted uno de esos panolis que creía que Hacienda le iba a devolver 1.300 € este año? ¡Pobre incauto! Ahí van cinco consejos y una intuición para afrontar la próxima declaración de la renta: 1) Despreocúpese: una fuerza indiscernible impide rellenar los papeles antes del día-en-que-acaba-el-plazo. Lo mejor es relajarse y asumir que para cuándo llegue ese momento estará roto en mil pedazos ante la perspectiva de entregar tarde y tener que pagar (aún) más. 2) Con amigos sí: es imposible hacer la declaración sin la ayuda de un egiptólogo (para descifrar “el borrador”) y una caja de lexatines (para mitigar los ataques de ira y controlar la presión). 3) Evasión: si es usted un trabajador precario pluriempleado va a tener que pagar tal pastón que es mejor que opte por el “método Fernando Alonso”: pírese a vivir a Suiza. 4) Como Dios manda: si no quiere que Hacienda se ensañe con usted debe dejar de “vivir en pecado” (cásese, deje de alquilar e invierta en bolsa). 5) Insistimos: si quiere desgravar debe comprar acciones y villas en la costa apuntapala (y no es ningún chiste). Intuición: desconocemos si también desgrava ser socio del Real Madrid, oír la COPE y tener un avión privado tuneado, pero nos imaginamos que sí.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 297 user reviews.

7 respuestas a “”

  1. Ber
    julio 6th, 2007 10:29
    1

    ¿No podrías haber publicado esta guía del buen contribuyente antes del maldito último día para entregar la declaración?

  2. Karim Sambá
    julio 6th, 2007 10:59
    2

    A mi todo esto me ha pillado tan desprevenido como a ti. El lunes a las 23:25 estaba en el aeropuerto intentando encontrar un pasaje para Miami pero fracasé… No obstante, a quien no quiera abandonar el país le aconsejo encarecidamente que se case y se gaste todo su dinero en acciones. Y quien no me crea que vaya a la página de Hacienda y lo comprueba por sí mismo.

  3. Iván
    julio 6th, 2007 12:05
    3

    Vamos, que la declaración en realidad es un examen para premiar monetariamente a los que siguen las reglas del juego capitalista…joder…

  4. panchita barrett
    julio 6th, 2007 13:31
    4

    La cosa es muy grave como se puede comprobar con cierta facilidad gracias a las innovaciones de la Agencia Tributaria: con el programa PADRE para «simplificar» (vale, con todas las comillas que quieran añadirle) la declaración, Hacienda ha puesto a disposición de todo el mundo una magnífica herramienta para comprobar que la redistribución de riqueza existe, aunque va en el sentido contrario de lo esperado: se recauda el dinero de los pobres y se les da a los ricos.
    Si tienen el programa padre instalado en su ordenador, hagan la prueba:
    1- imagine que tiene un sueldo bruto anual de unos 17.000 euros, con una retención de casi 3.000. Eso quiere decir que es usted muy poco más que mileurista. Ahora bien, no tiene usted hijos, ni una hipoteca, ni nada más que cuente a efectos tributarios (puede que tenga usted una vivienda en alquiler, que en algunas comunidades autónomas desgrava un poquitín, pero si, por ejemplo, vive en Madrid y tiene la desgracia de tener más de 35 años, no hay deducción prevista. Puede que tenga que desplazarse por todo madrid en unos transportes públicos cada vez más caro o que haya tenido que cambiarse todos los piños de golpe y pagarle una fortuna al dentista; lo siento, tampoco hay deducción prevista para estas situaciones): pues bien, en estas condiciones, no lo dude, la declaración le saldrá a pagar.
    2- ahora imagine que a pesar de ser un mileurista, tiene usted un pastón invertido en, pongamos, acciones de Endesa, que con lo de las OPAs, han estado muy dadivosos. Incluya, pues, en la correspondiente casilla de la declaración que ha ganado usted en 2006 unos 4.500 euros de dividendos, y verá cómo, milagrosamente, ahora Hacienda le devuelve unos 750 eurazos, que no está mal.
    3- más complicado es hacer la prueba de la deducción por compra de vivienda, pero merece la pena. No voy a entrar en detalles, pero créanme que con estas mismas cifras, y habiendo comprado una casita de 30 kg. a medias con su churri, pongamos, en 2002, lo que hacienda le devuelve pasa de los 2.000 moniatos, amigos.
    Así son las cosas: exactamente al revés de como nos las habían contado.

  5. Javier Menéndez
    julio 8th, 2007 10:42
    5

    Otra de miedo: resulta que si pides que te haga el borrador la propia Hacienda, y lo firmas sin más, te quedas de lo más tranquilo. Lo malo es que, si ellos se han equivocado, y por cualquier casualidad lo revisan, te calcan la diferencia, el recargo y la multa ¡como si hubieras intentado engañarles!
    Y lo peor de todo es que, viendo en qué gastan después lo que nos soplan… en fin, mejor no pensarlo.
    Un blog muy majo, saludos.

  6. Espe Cula
    julio 30th, 2007 17:33
    6

    vaya puta mierda… en fin

    por lo menos si un año se te pasa y no haces la declaración… resulta que al año siguiente te la hacen y no te multan ni na… por lo menos en navarralandia… flipau me dejaron… eso si, lo que les tienes que pagar (adivinen cuantas acciones y casas tengo) no se lo puedes pagar por domiciliación, si no en mano y de golpe y porrazo…

    una putamierda si, lo se pero por lo menos me pasé un año con una maravillosa sensación de que no había declarado… luego se esfumó, claro, pero que me quiten lo bailau!

  7. Gunter Nkrumah
    julio 31st, 2007 09:50
    7

    Nafarroa, ese paraiso fiscal!

Deje un comentario