Por Darwin Palermo

Excelentes noticias. Acaban de llegar a las librerías dos ensayos que -por una vez de verdad- nadie debería perderse.
En primer lugar, dentro de la gran colección Clásicos del Pensamiento Crítico de Los Libros de la Catarata, dirigida por Paco Fernández Buey, Jorge Riechmann y César de Vicente, se ha publicado Historia y cultura común, de Raymond Williams con una introducción de Alicia García Ruiz. Tras autores como Hans Jonas, Karl William Kapp, Nicholas Georgescu-Roegen o Günther Anders, le toca el turno ahora a Williams (1921-1988), uno de los más importantes teóricos de la cultura de orientación marxista de la posguerra y una influencia clave en teóricos como Terry Eagleton.
En segundo lugar, ¡por fin!, Periférica publica Hacia el porvenir -del que ofrecimos un avance en LDNM 23- del inmenso Rafael Barrett. Se trata de una recopilación de textos del que probablemente sea el mejor ensayista español del siglo XX organizada y prologada por uno de los autores que mejor conoce la obra de Barrett: Francisco Corral. La recopilación llega en un momento particularmente bueno, tras la reciente polémica entre Corral y Gregorio Moran a propósito de Barrett.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 180 user reviews.

4 respuestas a “”

  1. Iván
    julio 13th, 2008 11:09
    1

    ¡Anda, qué bien! Raymond Williams es de mis favoritos, así que esta misma tarde me paso por una librería. Y el de Barrett, claro, también tiene muy buena pinta.

  2. Mariana la de los libros
    julio 17th, 2008 00:55
    2

    Me pareció muy interesante el libro de Williams sobre el campo y la ciudad (lo leí hace unos años en la facultad). Para tener en cuenta el dato que nos pasas. ¡Gracias!

  3. Eternauta
    julio 18th, 2008 23:31
    3

    Soberbios los textos de Barrett. Parece mentira que hayan sido escritos hace un siglo y mantengan tanta fuerza, tanta frescura y tanta vitalidad y vigencia en muchos aspectos.
    Leer los escritos de este hombre que murió a los 34 es un gozo ¡cómo para perder el tiempo con las tonterías y disparates que sobre él escribe el ególatra Morán!

  4. R. Erskine
    septiembre 14th, 2008 01:54
    4

    Como no se como hacerle llegar mi comentario a el señor Alba-Rico lo dejo aquí a la espera de que lo lea o alguien me haga el favor de hacérselo llegar:
    Don Santiago he reconocer que le considero uno de los prologuistas mas interesantes y divertidos del panorama actual en España,su prologo al libro de Chesterton, La taberna Errante, es brillante y muy divertido,es un tour de force a un texto que,en rigor, para nada dice lo que usted quiere que diga ,cuando lo leí me quede asombrado de como se puede hacer esa lectura de una de las novelas mas aburridas de G.K.C. casi uno llega a creerse que el bueno de Gilbert era una especie de abuelo de José Bove y Naomi Klein,quizá sirva para guia de lectura y orientación de almas descarriadas en la lucha contra el imperio .No le quito para nada el merito,es más le felicito,pues demuestra una gran imaginación y creatividad por su parte.Otro ejemplo de lo dicho es una nota que le leí hace tiempo acerca del Elogio de la Sombra de Tanizaki, donde usted casi le hacia parecer como un abanderado anti-globalización, un poco mas y nos sale el subcomandante Marcos de la arquitectura tradicional japonesa, shojis y futones contra el imperio del Rest for One ,pero no, el libro es muy clarito,a pesar del titulo,habla de lo que habla:de la arquitectura tradicional japonesa su luz y su ambiente.¿Que no podría hacer con Yukio Mishima?Bueno usted a lo suyo. Parece que ahora le toca al señor Barrett decir lo que usted quiere que diga o mas bien que lo leamos bajo su particular prisma, va ha resultar que el señor este era una especie de proto-autónomo, un heraldo de la «autonomía» ese extraño ¿movimiento? tan falto de ideas pero tan repleto de ideología (italiana que no alemana), no hombre no, Barrett fue un anarquista y punto ,con todas las consecuencias y problemas que ello acarreaba entonces.El anarquismo no es una alta moralidad inalcanzable e inútil a la que declamar en juegos florales, el anarquismo es una ética y no una estética para consumo de buenrollitos guiskierda ni mucho menos un ejemplo moral para consumo de católicos santurrones(«si de verdad vale la pena hacer algo,vale la pena hacerlo a toda costa» Chesterton).El anarquismo no es un liberalismo con santidad y sin manita invisible.los viejos liberales(que no son esa caterva de fachas que pululan por Telemadrid y la COPE)y los anarquistas tenemos grandes desavenencias de fondo en cuanto filosofía política y algún que otro punto de coincidencia en ideas (1) y maneras de estar por la vida, por ejemplo: considerar a los» intelectuales» marxistas unos pedantes insufribles que todo lo ven ¡ y lo que es peor !…¡lo explican! con sus aberrantes anteojeras,¿acaso en el ojo izquierdo el valor de cambio y en el derecho el valor de uso?. Por favor se lo ruego; no nos confunda y no se confunda,que por muy bien que nos llevemos entre los liberales y los libertarios hay mucho trecho . El anarquismo y los anarquistas son otra cosa, si usted no sabe lo que son lea al propio Barrett o a Leo Ferre que en una canción se lo explicara mejor que yo. acerca de la endeblez teórica; se trata de tener ideas, no ideología y mucho menos pedantería.
    Como le decía al principio de esta larga carta disfruto mucho con sus imaginativos y ocurrentes prólogos, espero que nunca pierdan ese estilo saleroso y retrechero que tienen, eso si ,puede evitarse el vendernos la moto ideológica, los disfrutaremos mas.También darles las gracias y felicitaciones por editar esta magnifica recopilación de artículos de Rafael Barrett .
    Reciba un cordial saludo

    (1) Esto también ocurre con algunos marxistas por raro que parezca.
    En lo de las ideas ,por que en la manera de estar está claro que no

Deje un comentario