Por Redacción LDNM

Desde que llegó a la alcaldía en el año 2003, Ruiz Gallardón ha ligado su propia carrera política y proyecto de ciudad a la meta olímpica. El alcalde ha conseguido que todos los grupos políticos con representación en el consistorio apoyen sin fisuras el proyecto olímpico, en torno al cual se ha levantado un consenso patriotero, con el Rey, los gobiernos central y autonómico y una unánime orquestación mediática a la cabeza. Por otra parte, Madrid siempre se jactó de tener el porcentaje de apoyo popular más amplio de todas las ciudades candidatas, tanto para el 2012 como para el 2016. En este sentido, el proyecto se nos ha presentado como un clamor ciudadano, cuando en los hechos responde a un proyecto elitista y mercantilizado en grado extremo. Aquí pueden leer el texto completo y firmar si están de acuerdo.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 270 user reviews.

Deje un comentario