Web www.ladinamo.org
17.LDNM - Jul-Ago 2005
Libros
Cuba 2005
R. L.
Si algo no se puede negar por lo que toca a las discusiones habituales acerca de Cuba es que las posiciones están bien establecidas. De un lado, una mezcla de lacayos públicamente financiados por la CIA (como Reporteros sin Fronteras) e intelectuales con una manifiesta incapacidad para el pensamiento racional (como Rosa Montero) vienen a decir que no existe ninguna diferencia entre las restricciones a los negocios privados en Cuba y la destrucción del gueto de Varsovia. De otro lado, los funcionarios cubanos y sus acólitos les responden, no sin parte de razón, que si tanto aprecian el pluripartidismo y la libertad de prensa, por qué no prueban a presentarse a unas elecciones municipales en Cali o a criticar a Bush en la Fox. A los adversarios del gobierno cubano también les suele hacer mucha gracia los logros materiales de la revolución, que proceden a ridiculizar de modo inmisericorde. Claro que todo depende de en qué situación se encuentre uno: cabe imaginar que Cabrera Infante se replanteó las bondades del sistema capitalista mientras la sanidad (es un decir) pública inglesa acababa con su vida. A su vez, los fans de Fidel Castro –esa gente que considera que los mojitos gozan de alguna clase de privilegio ontológico– tienen problemas para entender que no es lo mismo la justificación del intervencionismo estatal cubano y la sumisa aceptación de cualquier elemento, por disparatado que sea, del socialismo tropical. Por el contrario, Cuba 2005 es un intento exitoso de sentar las bases para pensar y defender una Cuba real poblada no por titanes vestidos de verde oliva sino por gente voluntariosa, balseros y gobernantes aferrados –como todos– a sus poltronas. El carro que tira del libro es un desternillante artículo de Carlos Fernández Lirira –con viaje a La Habana más lumpen incluido– que resume la tesis que subyace a los otros textos: Cuba es un país en el que la política no está secuestrada por el mercado y en el que, por tanto, las leyes y los gobernantes –buenos o malos– no son un mero elemento decorativo de las fluctuaciones bursátiles.


0 comentarios a Cuba 2005



Escribe un comentario
Nombre (requerido)
Correo-e (no será publicado)
Por favor, responde a esta pregunta para comprobar que no eres un robot (requerido):
¿Animal de cuatro patas que ladra?
Comentario
ÚLTIMOS COMENTARIOS
«Please, while you gain information, [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is a nice post [...]»
Dicho por Hydronic Heating en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Para todos los master. Vamos [...]»
Dicho por Dj el maestro carlos parrales en 16.LDNM The Wu Tang Clan Manual (libro)

«Gracias por dejar publicar... [...]»
Dicho por Articulos Publicar en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«I am really not too [...]»
Dicho por solar panel Australia en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Such a wonderful post. Thanks [...]»
Dicho por Eagan Fitness Center en 22.LDNM RAW format, the captive photo

« Here typically chicken and [...]»
Dicho por ice maker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«This is brilliant....:-) Thanxs for posting [...]»
Dicho por DJ Vince en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«Have you ever thought about [...]»
Dicho por Powerpoint Clicker en 22.LDNM RAW format, the captive photo

«COMPUTER REPAIR PORTLAND In 2009, Nerds [...]»
Dicho por computer repair portland en 22.LDNM RAW format, the captive photo

Otros artículos de R. L. (6)
  • LA BELLA VARSOVIA. Editar al suroeste de Polonia
  • Retales de la Reconversión Industrial.
  • Traficantes de sueños. Un alijo de subversión.
  • Hiru. Entre la estética y la resistencia.
  • Cuestiones de antagonismo.
  • Nazim Hikmet. El duro oficio del poeta.